Rivas extiende a la oposición los «éxitos y fracasos»

L.C.S
-
Rivas extiende a la oposición los «éxitos y fracasos» - Foto: David Castro

El alcalde aprovecha el Pleno del mes de mayo para hacer un balance del mandato próximo a concluir, y reconoce que la labor municipal «no ha sido una tarea fácil»

Aunque no fue el último Pleno que tendrá como protagonistas a quienes se sentaron en los escaños en la jornada de ayer, sí tuvo un aire de despedida sobre todo cuando en el tramo final del mismo el alcalde, José Luis Rivas, aprovechó para realizar un balance de los cuatro años en los que el Ayuntamiento ha estado bajo su dirección.
Rivas extendió a la oposición los «éxitos y fracasos» del Consistorio en este periodo, y destacó el haber solucionado el problema del agua y haber reducido en 12 millones la deuda municipal, como logros más destacados.
«Termina una legislatura histórica» ya que «por primera vez en más de 30 años, este Ayuntamiento no se ha regido por ninguna mayoría absoluta», comenzaba diciendo Rivas en su discurso, para destacar a continuación que «los abulenses reflejaron con su voto que ésta debía de ser una legislatura de consenso y consideramos que ese consenso requerido ha sido el protagonista en la vida municipal durante estos cuatro años», de ahí que asegurara que «ha sido una legislatura en la que los éxitos y fracasos de este Ayuntamiento los son de todos y cada uno de los grupos que lo conformamos».
Rivas ha echado de menos estos cuatro años «un mayor nivel de implicación por parte de todos los grupos que conformamos este pleno» pero cree que lo ha impedido «la anteposición de intereses partidistas a los beneficios comunes o simplemente la desidia y dejadez», que han supuesto un hándicap a su juicio solventado «gracias a la disposición y trabajo de la mayoría de formaciones políticas aquí presentes».
Entre los logros que permiten al alcalde estar «satisfecho» con la legislatura porque «esta Corporación ha conseguido cosas importantes», destaca «la consecución de la obra de trasvase de agua del embalse de las Cogotas» y «reducir la deuda del ayuntamiento en más de 12 millones de euros,  sin repercutir ni un solo euro en el bolsillo de nuestros ciudadanos, dado que se ha realizado sin subir los impuestos».
Estas y otras medidas le llevan a concluir a Rivas que «este Ayuntamiento y la mayoría de los miembros y grupos que conformamos esta corporación Municipal hemos trabajado mucho y bien», momento en el que tuvo palabras dirigidas al grupo que permitió su investidura y más le ha apoyado, el de Ciudadanos, «el que más cercano ha estado al equipo de gobierno desde el primer momento y siendo determinante para la aprobación de asuntos esenciales».
agradecimientos y disculpas. El consenso al que se refirió en varios momentos de su discurso, ha supuesto también para Rivas «la ralentización en ocasiones de la gestión municipal, un canon imprescindible que necesitábamos pagar si queríamos ofrecer una buena gestión municipal».
Reconociendo errores, «se ha trabajado lo indecible por ofrecer la mejor gestión a los abulenses y siempre buscando lo mejor para nuestra ciudad y para el conjunto de los abulenses», comentó el alcalde, que pidió disculpas a los ciudadanos «por esas decisiones menos acertadas  que hayamos podido tomar y lamento enormemente si alguno se siente defraudado. Trabajamos lo mejor que pudimos y supimos, pusimos todo nuestro esfuerzo en dejar este ayuntamiento mejor de lo que nos lo encontramos».
Los «funcionarios» y «todos los concejales de esta corporación» se llevan palabras de agradecimiento de un Rivas que destacó «el magnífico clima de respeto que ha reinado en este salón en todas las sesiones», de ahí que se marche «guardando un grato recuerdo de todos y cada uno de ustedes y les agradezco el trato dispensado siempre a mi persona».
«Vine a este Ayuntamiento a cumplir una etapa, y ha sido un honor y un privilegio poder ser alcalde de esta maravillosa ciudad que me vio nacer. Una etapa que iniciaba y que terminaré con la única intención de servir. Es lo que humildemente he intentado hacer durante estos 4 años. Una experiencia difícil de describir con palabras y de la que me siento orgulloso de lo que se ha hecho, o mejor dicho, de lo que se ha podido hacer», concluyó Rivas, que dicho esto levantó la sesión y saludó, uno por uno, a todos los concejales.