Marta Burgos vuelve al certamen Mejor Sumiller

Isabel Camarero
-

La directora técnica de la DOP Cebreros regresa por segunda vez a una cita en la que Roberto Galán, de la vinoteca La Vendimia, también era finalista pero no podrá asistir por motivos personales

Marta Burgos vuelve al certamen Mejor Sumiller

Ávila tiene cada vez más presencia en el mundo del vino, con la Denominación de Origen Protegida (DOP) Cebreros en plena efervescencia y con la celebración hace escasos días del I Salón del Vino en la capital abulense, esta semana nos encontramos con otra buena noticia en el sector y llega de la mano de dos de nuestros sumilleres, aunque con matices.
El próximo martes cinco sumilleres de la región están llamados a la final que encumbrará al Mejor Sumiller de Cava 2019 y de ellos, dos son abulenses. Por un lado Marta Burgos, a la sazón directora técnica de la DOP Cebreros y por otro, Roberto Galán, de la vinoteca La Vendimia y uno de los implicados en la realización del Salón del Vino del que hablábamos antes. Junto a ellos por parte de Castilla y León estarán Fernando y Javier  Mayoral, de El Rincón de España (Burgos) y Diego Muñoz, de La Lobita, en Navaleno (Soria). Burgos acudirá al certamen pero Galán no podrá hacerlo, cuenta «por motivos personales» y porque el concurso ya tenía que haberse celebrado y es que «se ha aplazado ya en tres ocasiones y ahora, es una pena, pero me es imposible acudir».
Así hablamos también con Marta Burgos que sí acudirá a Barcelona para, ante todo pasarlo bien con los muchos amigos que estarán allí y que se han clasificado, pero también para compertir y «si suena la flauta....». Se llevará a la capital catalana la experiencia de haber competido en una ocasión anterior en 2015 y el entusiasmo también por volver a ver a la gente que tanto aprecia, aunque tenga que batirse con ellos en el certamen. Es la única mujer en el concurso y la única también que ganó en las dos semifinales que tuvo que superar con anterioridad allá por el año 2016.
Asegura que no se ha preparado en exceso y que con mucha probabilidad será el último concurso en el que compita porque desde que lleva la Dirección Técnica de la DOP Cebreros tiene mucho más complicado trabajar este tipo de certámenes.En esta ocasión es más práctica que teoría y requiere una alta cualificación y un buen manejo de la bandeja, pero realmente es un concurso muy completo con un jurado muy profesional, entre los bodegueros, elaboradores, periodistas especializados etcétera que mirarán al detalle «cuestiones objetivas pero también subjetivas».
El concurso será el martes, pero el lunes les facilitarán una amplia carta de cavas que deberán maridar, armonizar con un menú real del que no sabrán nada hasta el mismo día del concurso. Presentar los vinos, servir mesas de entre 8 y 10 comensales y que el cava no desentone con los platos es parte del certamen que como decíamos es probable que sea el último de esta sumiller, aunque nunca se sabe. «Mi intención es cortarme la coleta  con este concurso y es que llevo más de dos años sin coger una bandeja y aunque las cosas no se olvidan...». 
No estará sola, serán casi 20 sumilleres, la pena es que pese a estar clasificado no pueda asistir Roberto Galán.


Las más vistas