La llegada de días festivos intensifica los controles

I.Camarero Jiménez
-

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hacen, de cara a la jornada de hoy, un llamamiento a la responsabilidad ciudadana en el inicio de la desescalada

Seguimos en pleno estado de alarma, pero también nos encontramos en mitad de un puente festivo conformado por la celebración del Día del Trabajo y en el caso de la capital abulense, por la fiesta del patrón, San Segundo (este sábado), de ahí que todo mezclado dé como resultado un incremento de los controles de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Yes que fiesta en muchos casos significaba viajes a segundas residencias o a otros destinos y dado que algunos lo han seguido intentando, los menos, hay que evitar que se salten la norma.
Así este viernes festivo la Policía Nacional en un comunicado aseguraba que confían en los ciudadanos, pero también apelaban a su responsabilidad, más cuando estamos ante el inicio del proceso de desescalada, que comienza este puente. Por si acaso, se ha establecido un amplio despliegue de controles y patrullas móviles con agentes tanto uniformados como de paisano  para mantener la seguridad y evitar un repunte de contagios.
En este sentido el ‘cuerpo’ ha coordinado todo su dispositivo con la Policía Local de Ávila bajo la máxima de proteger a la ciudadanía y mantener la seguridad en esta fase en la que se mantiene la salida controlada de menores y se podrá realizar deporte individual al aire libre, abrirán locales con cita previa para tener que llevar comida a domicilio o  los deportistas podrán entrenar de forma individual.
La normalidad, la tónica.  En la ciudad de Ávila la tónica dominante ha sido durante todos los despliegues de la ‘operación jaula’ la normalidad y la colaboración por parte de los ciudadanos sin incidencias destacables que reseñar. Para lograr mantener la tendencia descendente en los contagios  resulta imprescindible limitar los desplazamientos por lo que los controles se mantendrán y se intensificarán en función de la evolución de los datos ofrecidos por las autoridades sanitarias.
Por supuesto, la Guardia Civil tiene su parte en este control del movimiento marcado por el estado de alarma y está claro que su presencia a pie de vía es mayor en estas jornadas festivas y de fin de semana. 
Tal y como señalan desde la Subdelegación de Gobierno, los agentes del Instituto Armado también están incrementando su labor en las carreteras de entrada a la provincia para evitar esos desplazamientos a las segundas residencias por parte de personas de otras provincias (o comunidades). De momento es lo que rige y no será hasta la última parte de la desescalada hasta que se puedan permitir esos flujos. 
Hay que vigilar porque está claro que son muchas las personas que en su día decidieron tener en nuestra provincia su segunda residencia.