La provincia recupera la mitad de la movilidad normal

M.E
-

El análisis del Mitma refleja que, aunque la movilidad llegó a caer al 33% a diario y al 13% en fin de semana, se está recuperando. Algo más de la mitad de los abulenses no realiza ningún viaje de más de 500 metros

La provincia recupera la mitad de la movilidad normal - Foto: David Castro

Con el decreto del estado de alarma por la irrupción del coronavirus, a mediados de marzo, los desplazamientos de los abulenses quedaron restringidos a las actividades esenciales y, de una semana para otra, la movilidad cayó en picado, lo que se podía apreciar a pie de calle. Con el desconfinamiento para los niños, primero, las salidas para paseos y deporte, después, y el avance, aunque tímido, de la desescalada en el comercio y otros sectores de los últimos días, los espacios públicos y los establecimientos están recuperando algo de vida, pero todavía no estamos, ni mucho menos, en una situación de normalidad. Esta percepción queda corroborada ahora con los datos que ofrece la herramienta de análisis de la movilidad durante el periodo de estado de alarma que ofrece desde hace semanas el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana (Mitma), los cuales reflejan que la provincia abulense recuperó la pasada semana la mitad de la movilidad diaria normal, si bien durante el fin de semana todavía está en mínimos, en concreto en el 20% de lo habitual. Además, algo más de la mitad de los abulenses no realiza ningún viaje de más de 500 metros en todo el día, mientras que algo más del 40% realiza dos o más viajes.
El estudio, basado en la utilización de tecnología Big Data, en concreto de los datos proporcionados por el posicionamiento de los teléfonos móviles (una vez anonimizados y agrupados, cumpliendo con la ley de protección de datos), ofrece información diaria desde el 1 de marzo y hasta unos días antes, con el objetivo de caracterizar la movilidad a nivel nacional, de comunidad autónoma, provincial y en algunos casos local (para Ávila no está disponible por municipios), y así apoyar las labores de seguimiento de la evolución de la enfermedad de cara a evaluar la efectividad de las medidas de restricción de la movilidad adoptadas y la toma de decisiones durante el periodo de desescalado. En el análisis se compara la movilidad diaria con la de una semana tipo equivalente previa a la crisis, habiéndose elegido la semana del 14 al 20 de febrero de 2020, que tuvo un comportamiento normal de movilidad.