770 estudiantes tienen que mejorar su conectividad

B.M
-

Se tendrá que reforzar su acceso a contenidos educativos con una tarjeta SIM que se les enviará

770 estudiantes tienen que mejorar su conectividad

La Consejería de Educación detectó un total de 770 alumnos de Ávila que tienen a día de hoy necesidad de aumentar su capacidad de tarjetas SIM para mejorar su conexión con el profesorado desde su casa y poder acceder a los contenidos de este tercer trimestre con motivo de la pandemia del Covid-19. Una cifra que resulta bastante más elevada de la que se ofreció hace unos días, cuando se dijo que eran 259 estos estudiantes y que ha subido cuando se han ido detectando nuevas necesidades respecto a las inicialmente previstas. Y es a estos 770 alumnos a los que habrá que reforzar con el envío de una mayor tarteja SIM para que puedan continuar conectados con sus obligaciones escolares, según explicó la consejera de Educación, Rocío Lucas.
En Castilla y León estas necesidades llegan ahora a  9.939, si bien la titular del departamento había informado el miércoles pasado de que se habían localizado 4.300 escolares con esta carencia, aunque estaban a la espera de nuevas demandas por parte de los centros educativos en base a las peticiones del profesorado. De ahí que la cifra total roce casi los 10.000 en determinadas zonas blancas de conectividad de la comunidad, el 3,59% del total de alumnos.
De ellos, 2.040 se encuentran en Valladolid; 1.858 en Salamanca; 1.473 se encuentran en León; 877 en Segovia; 845 en Burgos; 774 en Ávila; 754 en Palencia; 690 en Zamora; y 628 en Soria. Esto quiere decir que Ávila se situaría en una zona media en cuanto a las necesidades detectadas y donde se comenzó por cubrir los caos de Formación Profesional y Bachillerato. En este sentido, Lucas admitió que Educación es consciente de que «no todos los alumnos están en las mismas circunstancias por estas razones», motivo, añadió, por el que se están implementando estas medidas. En todo caso, preguntada por si el hecho de que algunos escolares tengan problemas de acceso a las aulas virtuales podía perjudicarles, Lucas sentenció que «hay una parte importante de materia, temario y currículum académico ya avanzado en los dos primeros trimestres y el profesorado sabe cómo actuar».
De hecho, explicó que «ya se está posibilitando la recogida de libros del tercer trimestre por parte de los padres en los colegios para que el alumno tenga acceso al material y contacto con el profesor». Un trabajo que se está efectuando con la colaboración de las subdelegaciones del Gobierno de cada provincia. Igualmente, por este motivo, rechazó que los alumnos puedan acudir a centros cívicos o teleclubes de sus localidades para tener conexión. «Estamos todos en casa porque es problema de salud pública. Si cerramos los colegios, no tiene sentido abrir los centros cívicos», respondió.
Hasta el momento, expresó que tanto a profesores como alumnos sin conexión se les ha facilitado la herramienta para mejorar el acceso remoto. También a equipos directivos.