El servicio de transporte urbano funciona ya con normalidad

E.Carretero
-

Este lunes comenzaron a funcionar todas las líneas de autobús de la ciudad con los horarios, paradas y frecuencias habituales, si bien con la obligación para los viajeros de utilizar mascarilla y guardar distancias

El servicio de transporte urbano funciona ya con normalidad - Foto: Isabel García

GALERÍA

El trasporte urbano vuelve a su horario habitual

Aunque la capital abulense continúa en la fase 0 del plan de desescalada marcado por el Gobierno, lo que significa que aún quedan muchos pasos que dar de cara a alcanzar esa nueva normalidad de la que hablan en el Ejecutivo de Sánchez, lo cierto es que poco a poco la ciudad está intentando retomar una cotidianidad que, lógicamente, aún queda lejos.
En ese camino por volver a la normalidad se enmarca la puesta en marcha del servicio municipal de transporte urbano, que se reanudó este lunes con todas las líneas ya en funcionamiento y prestando los servicios y horarios habituales. La normalidad fue la tónica dominante en esta primera jornada de restablecimiento del servicio de transporte urbano si bien una normalidad marcada por las mascarillas y la distancia que desde hace semanas se han adueñado de nuestro día a día. De hecho, y aunque el servicio de autobús urbano funciona con normalidad, para utilizar el mismo es obligatorio el uso de mascarilla, a la vez que desde el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio se aconseja  a los viajeros evitar el pago en efectivo, recomendándose el uso de tarjeta con bonobús. No en vano, tanto desde el Consistorio abulense como desde la empresa concesionaria de este servicio se recuerda que el mismo se restablece pero con la adopción de medidas preventivas para evitar contagios por COVID-19.
Además de estas medidas, el Grupo Avanza, la empresa adjudicataria del servicio de transporte urbano, ha puesto otras en marcha dirigidas a garantizar la seguridad tanto de los viajeros como de su plantilla. Así, se recuerda que la ocupación del autobús estará limitada con respecto a la capacidad máxima del vehículo y que no se pueden utilizar las primeras filas de asientos, en este caso las más cercanas al conductor y a la puerta delantera. Así mismo, se recuerda a los viajeros que hagan uso de este servicio que es preciso respetar la distancia social tanto con el resto de usuarios como con los conductores de los autobuses urbanos.
El servicio de transporte colectivo urbano se había suspendido por las medidas adoptadas en el decreto que establecía el estado de alarma, si bien en las últimas semanas se había ido restableciendo en parte con el objeto de facilitar el traslado de las personas a sus puestos de trabajo.
Así, hace dos semanas el Ayuntamiento de Ávila ya puso en marcha las líneas 1, 3 y 6, si bien en este caso con el horario de los servicios de un domingo, a las que ahora se han sumado el resto de líneas, que además se prestan con las frecuencias, horarios y paradas habituales. En la semana comprendida entre el 1 y el 7 de mayo las tres líneas en funcionamiento contabilizaron unos 1.600 usuarios, lo que supone 230 viajeros de media al día.
A finales de la pasada semana se decretó dejar sin efecto la suspensión del servicio de transporte urbano de la ciudad y los barrios anexionados, que gestiona la empresa Avanza Movilidad Urbana a través del servicio conocido como Ávilabus. La vuelta a la actividad del servicio de transporte urbano de Ávila supone también la vuelta a la actividad de la plantilla de Avanza vinculada al mismo, en este caso formada por unos 40 trabajadores.