El presupuesto de Navalperal, pendiente de la desescalada

M.M.G.
-

El Ayuntamiento maneja 1,3 millones de euros que, en parte, se destinarán a rehabilitar los antiguos chozos de los pastores y a construir un aparcamiento para caravanas

El presupuesto de Navalperal, pendiente de la desescalada

El Boletín Oficial de la Provincia hacía público este viernes el presupuesto para 2020 del Ayuntamiento de Navalperal de Pinares, unas cuentas que ascienden a 1.372.000 euros pero que aún están en cierta medida en el aire.
Y es que como apunta a Diario de Ávila el alcalde de la localidad, José Luis Bartolomé, la difícil situación por la que atraviesa el país hace que el Consistorio no tenga claro aún qué medidas de las que ya tenía prevista podrán llevarse finalmente a cabo.
«El coronavirus nos lo ha alterado todo», dice con impotencia Bartolomé, que lo que sí puede afirmar ya es que las contrataciones previstas de cara al verano se mantienen de momento sin cambios. Así pues, el Ayuntamiento ha contratado ya a cuatro personas.«Y tenemos previsto contratar a tres más», adelanta el primer edil, que espera que esos operarios puedan llevar a cabo tareas de jardinería y albañilería, pero también otras como la señalización de rutas turísticas o del Camino de Santiago.
«También estamos rehabilitando los antiguos chozos de los pastores, que es algo que gusta mucho», prosigue enumerando el alcalde algunos de los proyectos que se espera poder llevar a cabo con el presupuesto fijado para 2020. «Y queremos asfaltar dos calles», apunta también.Se refiere a la calle de La Moneda y a la calle de Los Caños, ambas ubicadas en el centro de la localidad y las dos en «bastante mal estado», reconoce Bartolomé.
Entre los proyectos que desde el Ayuntamiento se quieren llevar a cabo se encuentra también el arreglo de distintos caminos rurales. Y otro encaminado a promover el turismo en la localidad: la construcción de un aparcamiento de autocaravanas, en el que se colocaría, además, un punto de recarga para vehículos eléctricos.
En nuestra charla con el alcalde de Navalperal de Pinares, éste también plantea la incertidumbre generada entorno a la posibilidad de celebrar o no distintos actos. «Y nosotros teníamos muchas actividades previstas.Pero, claro, no se sabe qué se va a poder hacer», reflexiona en alta voz, y habla, por ejemplo, de las fiestas de septiembre, aún en el aire. O las fiestas o verbenas del verano, o el concierto de la Banda de Música Municipal, otro de los acontecimientos que más disfrutan los vecinos de Navalperal. Para todo ello se contemplaban partidas en el presupuesto. Partidas que, en el caso de no celebrarse dichos acontecimientos, podrán, eso sí, emplearse en otro tipo de necesidades, avanza el alcalde.
«Según evolucione el tema haremos unas cosas u otras», continúa hablando Bartolomé.
la piscina. Hablamos también de la apertura o no de la piscina municipal, otro de los aspectos más afectados por la desescalada. «Nosotros ya la estamos preparando, ahora mismo se está llenando», anuncia el primer edil. «Y siempre la abrimos el 1 de julio, así que esperamos poder abrirla ese día siguiendo todas las medidas de seguridad pertinentes», avanza.