El Vasco de la Zarza, nuevo 'Centro Educativo Sostenible'

M.M.G.
-

El instituto abulense se encuentra entre los últimos 20 a los que la Junta de Castilla y León ha reconocido por su trabajo en favor del cuidado y protección del medio ambiente

El Vasco de la Zarza, nuevo ‘Centro Educativo Sostenible’

El IES Vasco de la Zarza se encuentra entre los 20 colegios e institutos que la Junta de Castilla y León acaba de distinguir como ‘Centro Educativo Sostenible’.
Este nombramiento ha sido muy bien recibida por la comunidad educativa del centro, encabezada por su director, Juan Carlos de la Fuente, que este viernes compartía conDiario de Ávila su «alegría» por ello. «El trabajo se ha llevado a cabo desde el Departamento de Biología y Geología», explica De la Fuente, que comenta también que fue el pasado curso cuando se llevó a cabo toda la labor de presentación de la propuesta.
Una propuesta, comenta, que se dividía en un programa de gestión y en otro de educación ambiental y cuyo principal objetivo no era otro que concienciar a toda la comunidad educativa del centro sobre la importancia que tiene el cuidado sostenible del planeta.
Hablamos también con Isana García de Álvaro, profesora del Departamento de Biología y Geología y una de las impulsoras de un proyecto que, cuenta, nació hace dos años. «La verdad es que la distinción comoCentro Educativo Sostenible es un reconocimiento al esfuerzo de los centros educativos que apuestan por la educación ambiental como uno de sus ejes vertebradores», comienza hablar la profesora, que si de algo presume es de que, precisamente eso, la educación ambiental, es algo que siempre se ha trabajado en el Vasco de la Zarza. «Nosotros pensamos que la educación ambiental es lo más importante que podemos transmitir al alumnado», reflexiona, y comenta que este reconocimiento les pareció, ante todo, una buena oportunidad para seguir fomentando proyectos que generen concienciación ecológica y que fomenten la gestión ambiental del centro.
«Para obtener el reconocimiento había que presentar un proyecto que llevara dos años en marcha», explica los requisitos marcados desde la Junta.
Y eso lo cumplía elVasco de la Zarza, volcado desde siempre, como decáimos, con temas medioambientales.«Recopilamos actividades que ya hacíamos», prosigue la profesora, «e impulsamos nuevos proyectos».
Se refiere, por ejemplo, al proyecto ‘Basuraleza’, puesto en marcha de la mano de Seo-Birdlife y que se centró en la recogida de basura del entorno de Fuente Buena.
Este año, además, ese proyecto ha dado un paso más al implicarse el Ayuntamiento de Ávila, que cedió al instituto una parcela también en ese entorno para que los alumnos pudieran llevar a cabo una plantación de encinas.
Ahora, recalca Isana, lo importante es mantener esta política medioambiental en el tiempo.Al menos los cuatro años que marca el reconocimiento de la Junta. «Cada año tendremos que presentar un informe con el seguimiento de las actividades», aclara, «y nuestra idea es poder contactar con otros centros educativos de la ciudad para poder organizar proyectos en común».
Desde la Junta de Castilla y León se informaba este viernes que el sello ambiental responde a la II Estrategia de Educación Ambiental de Castilla y León 2016-2020 y da cumplimiento a la Agenda 2030 aprobada por la Organización de las Naciones Unidas en 2015, concretamente al Objetivo de Desarrollo Sostenible 4: ‘Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos’; y a la meta 4.7: ‘De aquí a 2030, asegurar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible’.
En la actualidad hay ya 30 localidades que cuentan con algún centro educativo acreditado con el sello ambiental, y entre ellas destacan Ávila y  Arenas de San Pedro.