El PP ofrece al PSOE un pacto estratégico

L.C.S
-

Juan Pablo Martín y Jesús Caro desgranan ante las cámaras de La 8 Ávila sus principales propuestas con las que aspiran a llegar al Senado tras el 28 de abril

El PP ofrece al PSOE un pacto estratégico - Foto: Belén González

Los cabezas de lista de PP y PSOE al Senado por la provincia de Ávila, Juan PabloMartín y Jesús Caro, recogieron el testigo de los debates nacionales en estas elecciones generales con su encuentro cara a cara este miércoles en La 8 Ávila, del que salió el ofrecimiento que hizo Martín a Caro de que ambas formaciones alcancen un pacto estratégico sobre proyectos vitales para Ávila, independientemente del resultado que arrojen las urnas la noche del próximo domingo. Esta petición de pacto, que hasta en dos ocasiones lanzó el candidato del PP a su homólogo socialista fue uno de los hechos más destacados de un encuentro en el que ambos desgranaron parte de las propuestas con las que aspiran a representar a los abulenses en la Cámara Alta en la próxima legislatura.
Durante casi hora y media, moderados por la redactora jefe de La 8 Ávila,Patricia Carrera, ambos candidatos ofrecieron un buen tono, mantuvieron líneas de coincidencias en asuntos destacados como la despoblación, al que ambos señalaron como el principal problema provincial, la necesidad de la A-40 o del AVE, pero mostraron también algunas discrepancias en los casos del futuro del Palacio de los Águila o de cómo se está llevando a cabo el plan Ávila 2020.
No tardó demasiado Juan PabloMartín en lanzar su principal mensaje, el de colaboración entre «los dos únicos modelos pueden gobernar a partir del 29 de abril», al ofrecer a Caro el «pactar los principales proyectos estratégicos para Ávila el día después de las elecciones generales, gane quien gane el domingo». El candidato popular hizo en dos ocasiones este ofrecimiento al tiempo que aseguraba al candidato del PSOE que «para las cuestiones fundamentales de la provincia tendrá el apoyo de nuestro partido». No se pronució Caro sobre este ofrecimiento, aunque dio muestras durante el debate de poder llegar a posibles acuerdos en materias de transcendencia para la provincia más allá de la ideología.
Estructurado en varios bloques, el formato del cara a cara permitió que ambos candidatos fueran desgranando sus propuestas en diferentes materias. Así, en economía el PP habló de una revisión fiscal que «dejará más dinero para las familias», al tiempo que prometía medidas para «estimular el emprendimiento». Desde el PSOE se coincide en potenciar las pymes «con ventajas fiscales especialmente en  el medio rural, cambiar la legislación urbanística y llevar la banda ancha a todos los pueblos».
En esta materia llegó el primer encontronazo entre los candidatos  cuando la moderadora les puso sobre la mesa su valoración del plan Ávila 2020, que para Caro «se ha hecho a espaldas de sindicatos y partidos y que no ha logrado el consenso de todos», lo que está lastrando su desarrollo. Martín, por su parte, defendió la participación de «todo los agentes sociales» y acuso tanto al PSOE como a Ciudadanos de no haber apoyado esta iniciativa que «promueve la industrialización en la provincia».
En el apartado de comunicaciones, más allá de las manidas acusaciones de quién de los dos partidos alejó el AVE de Ávila, los dos representantes de PP y PSOE coincidieron en no resignarse a que la provincia quede fuera de la alta velocidad ferroviaria, asegurando Jesús Caro que «la única opción válida que tenemos es la de conectar por Medina del Campo, y por ella vamos a luchar». Martín aseguró que tampoco el PP está dispuesto a renunciar a este proyecto, incluyendo en materia ferroviaria la necesidad de entrar en la red de cercanías de Madrid para evitar lo que Caro criticó, que se tarde más ahora en ir a Madrid en tren que hace 20 años.
Por carretera, la vertebración de la provincia por la A-40, con entrada desde el sur y salida por la conexión de Ávila con la A-6 es una infraestructura que ambos coincidieron en señalar como vital. También acuerdo en luchar por retirar el peaje de las autopistas que conectan con Madrid, planteando desde el PP una serie de bonificaciones que desde el PSOEse recordó que habían fracasado cuando se pusieron en marcha desde la Diputación.
Otro proyecto estrella de la provincia de Ávila, la posible llegada del Museo del Prado enfrentó a los dos candidatos, ya que mientras que Juan PabloMartín defendió la validez del proyecto actual y criticó el hecho de que «desde el PSOE no saben qué hacer», Jesús Caro mostró la disposición de su partido de buscar otra alternativa a la que hay en estos momentos.
El hecho de que ambos aspirantes a senadores provengan del medio rural y sean alcaldes de localidades abulenses les capacita para hablar de uno de los problemas más acuciantes de la provincia de Ávila, como es el de la despoblación, que para el representante socialista es el mayor al que se enfrenta ahora mismo esta tierra y para cuya solución pidió «trabajar en conjunto» fomentando medidas que «posibiliten la creación de empleo». Para Martín estamos ante «un problema que no tiene solución a corto plazo» y para lo que es necesario que «haya un interés de Estado en solucionarlo». Mejores servicios, potenciar los transportes, apoyar al sector primario o incorporar jóvenes al mundo rural son algunas de las medidas en la que ambos coincidieron para que este problema se pueda atajar.
También la agricultura y la ganadería tuvieron su protagonismo en el cara a cara, volviendo los dos a mostrar acuerdos en «seguir negociando las actuales ayudas de la PAC» y en «estabilizar rentas» como pidió Martín y ayudar para que «no un solo agricultor en esta provincia se tenga que marchar».
Una referencia de Jesús Caro a la falta del acelerador lineal después de «doce años de promesas por parte del PP», ya en el tramo final del debate, obligó a Martín a decirle que «hacer política con el dolor no es algo propio de su talla», como casi única ‘puya’ en una noche de guante casi blanco.