Interior licita la formación de la Escuela de Policía

E.Carretero
-

La USAL presta desde 1989 este servicio de enseñanza, salvo en el curso 2016/2017, cuando se adjudicó a la UCAV, que se licita por 148.950 euros

Interior licita la formación de la Escuela de Policía - Foto: David Castro

El Ministerio de Interior ha sacado a licitación el contratación para la prestación  del servicio de enseñanza y formación por parte de una universidad a los alumnos de  la  Escuela  Nacional  de  Policía,  con  sede  en Ávila,  así como también a los futuros  inspectores  y  a los alumnos del Centro de Altos Estudios Policiales, con sede en Madrid, en el Curso   de   ascenso   a   Subinspector   del   Cuerpo   de   la   Policía   Nacional, dependientes de la División de Formación y Perfeccionamiento de la Dirección General  de  la  Policía.
Este contrato, que actualmente está en manos de la Universidad de Salamanca, sale a licitación por un presupuesto base de  148.950 euros y por un periodo de dos cursos lectivos, con lo que el valor estimado del contrato se eleva a  297.900 euros, según figura en el pliego de condiciones redactado por la División Económica y Técnica del Cuerpo Nacional de Policía, cuyo anuncio se publicó ayer en el BOE.
El actual contrato de formación con la USAL se formalizó el 18 de enero del pasado año  por un montante de 140.675 euros.
Tres décadas de formación. Aunque durante décadas la Universidad de Salamanca se encargó de la formación policial de los alumnos de la Escuela Nacional de Policía de Ávila en los términos que recoge el pliego de condiciones, este contrato fue objeto de controversia hace algunos años cuando el Ministerio de Interior, entonces dirigido por el popular Jorge Fernández Díaz,  adjudicó este servicio de enseñanza tras una licitación pública a la Universidad Católica de Ávila.
Tras la recuperación de la formación de la Escuela Nacional de Policía por parte de la Universidad de Salamanca, para el curso 2017-2018, los esfuerzos de los sucesivos equipos de gobierno de la USAL se han centrado en solicitar al Ministerio de Interior la creación como centro adscrito al Estudio salmantino de la Escuela Nacional de Policía. De hecho, el curso 2016/2017 ha sido, al menos hasta el momento, el único en el que otra universidad distinta de la USAL, en este caso la Universidad Católica de Ávila, ha impartido estas enseñanzas a alumnos de la Escuela Nacional de Policía.
Sin embargo, el Ministerio de Interior ha optado hasta el momento por seguir sacando a concurso esta formación policial.
La Universidad de Salamanca imparte estas enseñanzas desde el año 1989 a excepción del curso en el que el Ministerio de Interior adjudicó este concurso a la Universidad Católica de Ávila, adjudicación con la que mostró su desacuerdo la propia USALque incluso llegó a presentar un recurso de reposición, que sin embargo fue desestimado.