Un mal octubre hace retroceder viajeros y pernoctaciones

I.Camarero Jiménez
-

Ávila ocupó en octubre el séptimo lugar de España en turismo rural

Se sabe que octubre en lo turístico no es especialmente bueno, pero en el caso del turismo rural en la provincia de Ávila se puede decir que ha sido malo en general, muy malo. Y eso repercute en el cómputo global del año. 
Este último mes que tiene contabilizado el Instituto Nacional de Estadística (INE) de hecho ha tenido en Ávila la peor evolución de toda la región ya que ha perdido nada menos que el 30,5% de los viajeros y del 33,4% de las pernoctaciones. En número las pernoctaciones  han pasado de las 30.976 de 2018 a las actuales 20.618, es decir 10.358 menos ahora que entonces. Además caen las pernoctaciones extranjeras en un 20,7% (de 749 a 594) y las nacionales en casi el 34% (de 20.227 a 20.024.
En cuanto a los viajeros, más de lo mismo. Caen de 14.341 de octubre de 2018 a 9.974 (-4.367). En el caso de los extranjeros sólo son ahora 11 menos (-2,7%) pero en el caso nacional nos dejamos en el camino 4.356 (el 31,2%).
Es evidente y así lo manifestábamos al principio que estos malos datos de octubre deben tener su reflejo en el cómputo global que aunque cierto es que registra pérdidas más matizadas, son pérdidas igualmente.
Son en el caso de las pernoctaciones 12.041 menos que el año pasado (caen de 287.473 a 261.595) y aunque la verdad es que los extranjeros han crecido en 935 (un 7,25%) no matizan ni con mucho los casi 13.000 españoles que perdemos en ese periodo. Con los viajeros ocurre algo similar  perdemos 11.245 (hasta quedarnos en 116.349) y es porque el turismo nacional nos ha dado la espalda y retrocede un 8,46% hasta quedarse en 109.826 (10.161 menos que un año atrás). Mientras los extranjeros que llegaron a los alojamientos de turismo rural son en general más pero de nuevo no matizan las pérdidas . Suman 1.084 más (hasta los 4.722, un 29,8% más) pero no son suficientes.
Así las cosas en el mes de octubre Ávila retrocedió hasta el séptimo lugar de la tabla nacional tanto en pernoctaciones como en viajeros y nos aleja de momento de aquellos primeros puestos que copábamos hace tiempo..
Preocupantes estos datos también lo son los que se refieren a la oferta de la que disponemos ya que también se ha visto reducida según el INE. Los alojamientos que hace un año eran 813 y contaban con 6.538 plazas pasan ahora a 754 y 6.070 plazas.
Pese a reducirse, el hecho de bajar la demanda también se refleja en la ocupación de los establecimientos y pierden puntos tanto por plazas (que pasan de estar ocupadas al 15,66% a un 11% en números redondos; en fin de semana caen del 44,4% al 33,7 y por habitaciones del 17,8% al 14,4%.



Las más vistas