Escalada de fallecimientos

B.M
-

Los datos ofrecidos por zonas básicas de salud indican que en la segunda quincena de marzo se registraron 250 decesos. Es prácticamente el mismo número que en lo que llevamos de abril y supone multiplicar por tres los 72 de la primera de marzo

Estadística de fallecidos durante marzo y la primera quincena de abril en Ávila

Uno de los caballos de batalla de estos días es saber cuántas muertes provoca realmente el coronavirus. Un número que, según todo apunta, tardará en conocerse no solo porque aún estamos en medio de la pandemia sino por la variedad de parámetros en los registros y la dificultad a la hora de establecer criterios y unificarlos.
Entre los datos que se ofrecen a este respecto, la Junta de Castilla y León incluye un registro de mortalidad por zonas básicas de salud que se realiza con el número de personas fallecidas total (no solo por COVID-19) por número de tarjetas sanitarias en cada zona básica de salud.
En esta información se observa que entre el 1 de marzo hasta el 15 de abril, es decir, en el último mes y medio, se contabilizan en Ávila 570 fallecimientos, sin entrar en cuáles son las causas que los provocaron. Evidentemente esta cifra va variando día a día, pero también es cierto que se puede percibir un incremento en los casos, más o menos más acusado a partir del día 25 de marzo.
Entre las diferentes comparativas que son posibles a través de esta estadística, sí que se puede percibir la diferencia que se produce desde el primer trimestre del marzo, con 72 fallecimientos, a lo que sucedió en  las dos últimas semanas de ese mes cuando las muertes se multiplican por tres y pasan a ser 250. Y lo que es más, esta cifra prácticamente se mantiene igual en la primera quincena del mes de abril cuando, con los datos que se cerraron ayer mismo, se contabilizan 248 fallecimientos. Casi la misma cifra y manteniéndose, asimismo, en más de tres veces superior el número de muertes.
La pregunta que quedaría en el tintero es conocer cuántos de estos decesos estarían provocados por el coronavirus. De antemano hay que decir que hasta ahora no se ha podido ofrecer una cifra exacta sobre este aspecto, pero hay algunos datos que pueden ayudar a conocer la situación.
En primer lugar están las cifras que se tienen que informar oficialmente al Gobierno de España y que hacen referencia exclusivamente al dato de fallecidos en hospitales con prueba de COVID-19 positiva. Esto quiere decir que quedarían fuera personas que fallecieran en sus casas o en algún centro residencial. En este caso, lo que dice el registro oficial es que hasta ahora son 107 las personas que han perdido la vida en estas circunstancias en Ávila.
Otra posibilidad la apuntaba recientemente la propia consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, que indicaba que en torno (y aquí el concepto aproximación es clave) el 33 por ciento de las muertes registradas en Castilla y León en el último mes y medio están provocadas o vinculadas con el coronavirus, de acuerdo al registro de bajas de tarjetas sanitarias contabilizadas por el sistema Medora de Sacyl. Esto significaría que el COVID-19 habría causado unos 2.000 fallecimientos en Castilla y León.
Pero si extrapolamos estos datos en Ávila, la cifra que resultaría sería de 188 fallecimientos, bastante más alta que la cifra oficial donde parece que quedan puntos por depurar.
En todo caso hay que tener en cuenta que este es el cálculo a partir del dato aportado por la Junta de Castilla y León en ese registro concreto puesto que esta misma institución varía sus datos de fallecimientos en la cifra global que da sin separar por zonas de salud y donde indica que en marzo los decesos fueron 256 por los 322 que resultan de la suma de todas las áreas de salud, lo que quiere decir que la propia institución tendrá que corregir sus cifras puesto que hay diferencias en el registro. Habrá que esperar a ver qué sucede con los números cuando se publiquen las del mes de abril al completo y cuál es la tendencia que se sigue.