La biblioteca de El Barco se adapta para ofrecer seguridad

M.E
-

Se realizan labores de desinfección y el préstamo de los fondos se realizará preferentemente con cita previa por correo electrónico o teléfono

La biblioteca de El Barco se adapta para ofrecer seguridad

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila, a través de la Concejalía de Cultura, ha comenzado a tomar una serie de medidas para que la Biblioteca Municipal, que acaba de celebrar su 70 aniversario oficial, cumpla en su futura reapertura al público con los criterios de seguridad necesarios para prevenir entre los usuarios el contagio del coronavirus.
El alcalde, Víctor Morugij, ha reafirmado la apuesta del equipo de gobierno barcense por la Cultura, en el convencimiento de que, parafraseando a Federico García Lorca, «solo a través de la Cultura se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz», de ahí la obligación de adaptar la Biblioteca a las nuevas circunstancias.
En este sentido, explica el primer edil, son periódicas las labores de desinfección realizadas en la biblioteca con la máquina de ozono adquirida por el Consistorio, a lo que se suma la adquisición de nuevo material, como ordenadores portátiles que se prestarán a los interesados, y la correcta colocación tanto del mobiliario como de los fondos bibliográficos.
Asimismo, el préstamo de los fondos bibliográficos se realizará preferentemente a través de correo electrónico o llamada telefónica, y se habilitará un estante específico donde se colocarán los libros devueltos para proceder a su desinfección y apartarlos unos días antes de volver a determinar su préstamo, evitando el contacto lo máximo posible.
Además, recientemente se han adquirido diferentes e-books para facilitar la lectura de libros en formato digital sin necesidad de acudir a la biblioteca, lo que contribuye a reducir las visitas presenciales y, por tanto, las posibilidades de contagio.
Todo este proceso de planificación y adaptación se está llevando a cabo en coordinación con la bibliotecaria, María Luisa García Marcos, a quien el alcalde agradece su labor durante los últimos 17 años para situar a la biblioteca a la vanguardia de este tipo de centros en la provincia, como demuestra que fue la primera biblioteca de la provincia, y la segunda tras la Biblioteca Pública de la capital, en incorporarse al catálogo unificado de bibliotecas de Castilla y León Absysnet.
 La Biblioteca Pública ‘José María Rodríguez Méndez’ se ubica en el edificio de la antigua cárcel, cuenta con 4.000 usuarios y gestiona alrededor de 21.000 documentos entre libros, documentos audiovisuales y electrónicos