Ávila en el lienzo de 250 pintores

M.R
-

Vistas, monumentos o rincones singulares de la capital abulense protagonizan el Certamen de Pintura Rápida 'Ciudad de Ávila', que cumple este año su edición número 29 y que a partir de las ocho de la tarde entregará sus premios

Ávila en el lienzo de 250 pintores

Cristina ha regresado este sábado a Ávila desde Toledo para participar una vez más en el Certamen de Pintura Rápida, en el que ya es veterana. Y ha decidido afrontar un reto que "tenía desde hace tiempo entre ceja y ceja": plasmar en el lienzo un detalle del exterior de la Catedral cuyo protagonista es el rosetón. Pura geometría que le está costando sacar adelante como a ella le gustaría porque cuando nos encontramos con ella está rectificando. Para ella, pintar con el tiempo en contra supone "casi un examen porque hay detalles que se te quedan en el tintero y de los que solo te das cuenta cuando estás en casa" mucho más tranquila. Pese a todo, el mero hecho de haber sido capaz de afrontar el desafío pictórico que llevaba tanto tiempo en su cabeza ya es en sí mismo un premio, al menos a nivel personal. En el Mercado Chico se encuentra María Gloria Torres. No pasa desapercibida porque, frente al resto de los participantes que pintan instalando el lienzo sobre un caballete, ella lo hace en el suelo. "Suelo hacerlo siempre así porque soy muy expresiva, tanto que acabo tirando el caballete, así que prefiero pintar en el suelo", nos cuenta. Ella ha elegido una vista de la torre de la iglesia de San Juan que está sacando adelante según la técnica del "expreionismo constructivista" que marca su obra, explica. Es la primera vez que viene a Ávila, aunque asegura que la invitación a participar en el certamen le había llegado muchas veces, así que dice estar contenta por haber podido acudir en esta ocasión. Cerca de allí se encuentra Francisco, que está plasmando una preciosa vista de la fachada principal del Ayuntamiento abulense. Realismo cien por cien. "Me gustaba la perspectiva de la fachada", comenta. Él viene de Salamanca y ya ha participado "tres o cuatro veces" en el Certamen de Pintura Rápida de Ávila, un concurso "en el que suele haber nivel", nos cuenta. En su caso, pintar con el tiempo tasado no es un problema. "Es cuestión de organizarse", asegura. Ellos son tres de los 230 pintores inscritos en esta edición, a los que hay que sumar 20 niños. Leticia y Celia son dos de las jóvenes pintoras participantes, con 7 y 6 años de edad, respectivamente. A ellas las encontramos en el jardín de San Vicente acompañadas por sus respectivas madres. Las dos niñas van a clase de pintura y este año se han animado a participar por primera vez en el certamen. Lo hacen ilusionadas porque están pasando una mañana diferente haciendo lo que más les gusta. Celia ha pintado el arco de la Muralla que tiene a la vista y Leticia el lienzo de la Muralla acompañado por "tres taxis, uno de ellos lo conduce mi padre", nos cuenta. Ambas reflejan en sus lienzos una Muralla alegre y colorida. Igual que la mañana que están pasando.