scorecardresearch

El verano deja más casos covid pero menos mortalidad

B.M
-

En julio de un año atrás hubo 18 positivos mientras que en el de 2021 se superaron los 1.700, aunque en 2020 las cifras se dispararon en agosto. Los casos activos a cierre de agosto pasan de 877 a más de 2.000

Colas de gente para vacunarse contra la covid-19 en el Hospital Provincial. - Foto: David Castro

Después de año y medio de pandemia hay muchos momentos pasados que se difuminan en nuestra mente. Atrás quedan confinamientos, niveles de riesgo, medidas de protección... que han ido cambiando con el tiempo. Esto nos lleva a que quizá tengamos una percepción de la evolución de la pandemia que no sea completamente  acorde a lo que los datos objetivos realmente nos están indicando.

Por ejemplo, ¿fue peor o mejor el verano pasado respecto al que está terminando? Pues, depende de como se mire, pero lo que los datos dejan muy en claro es que este último verano los positivos en covid-19 se han multiplicado, pero lo han hecho con muchas menos muertes.

En el mes de julio de 2020 se declararon 18 positivos en covid, una cifra que ya se vio como se incrementaba en agosto, cuando el número aumentó exponencialmente hasta los 544. Sin embargo, en los últimos meses el número de casos detectados ha sido mucho mayor. En ese tiempo, en plena quinta ola de la pandemia, con la variante delta como parte de nuestras vidas y con una mayor contagiosidad, los positivos en el pasado mes de julio fueron 1.761 mientras que en agosto se superaron los 1.500.

Hay muchos más casos, pero también es cierto que llegan en un momento con unas características muy peculiares como son que los contagios se están dando más en gente joven y que, además, hay gran parte de la población ya vacunada, lo que protege de los efectos de la covid-19 a los grupos que pueden resultar más vulnerables, como es el caso de las personas mayores. La consecuencia más directa se ve en cómo se ha reducido la mortalidad. En el verano pasado, en julio se registraron 29 fallecimientos por covid según los datos que aporta el portal de transparencia de la Junta de Castilla y León y que se obtienen a través de las bajas en las tarjetas sanitarias y, por tanto, no incluyen solo el dato de fallecidos en el hospital que es el que se proporciona diariamente. La cifra de fallecidos aumentó a 33 en agosto.

Pues bien, este año los datos se han reducido drásticamente y se contabilizan cinco fallecidos en julio, aunque la cifra aumenta en agosto hasta los 20, en buena medida con un dato lastrado por el brote covid en la residencia de personas mayores de El Barraco, que lleva doce fallecidos hasta el momento y que se viene desarrollando desde mediados del mes pasado.

Si la comparativa se lleva al hospital, un factor esencial porque mide la presión a la que se puede ver sometido nuestro sistema sanitario, el pasado verano la media de hospitalizados fue de dos personas en julio y 11 en agosto (ingresaron dos el primer mes y 64 el segundo), mientras que este año se aumenta a una media de 5 y 19, respectivamente. Aquí las cifras indican que hubo más ingresados en julio, con 28 en ese mes, y también en agosto, con 88.

Otro indicador de la situación de la pandemia se ve en los casos covid que estaban activos y que se registran a través de Atención Primaria. Al haber más positivos ahora, es lógico esperar que las cifras hayan aumentado, como de hecho sucede. El pasado verano se cerró agosto con 877 casos covid activos mientras que este año se estaba por encima de los 2.000. Los casos han aumentado mucho en el último año, pues entonces había 6.000 confirmados (personas que habían pasado la enfermedad)y ahora nos acercamos a los 21.000

También un punto esencial para entender la evolución de la pandemia es tener en cuenta el momento de inflexión que supuso la vacunación. El verano de 2020 no se había comenzado a vacunar y se cerraba agosto hablando de brotes en residencias. Es verdad que ahora se ha dado la circunstancia, y además muy grave, de El Barraco, pero no ha sido lo habitual. Entonces sí, por ejemplo se hablaba de un brote en una residencia de la zona de salud de Candeleda, con casi un centenar de casos covid.

También era entonces tiempo de preparar la vuelta al colegio, lo que se presentaba con muchas incógnitas de lo que supondría la vuelta a las aulas, mientras que ahora, con toda la experiencia vivida y con los mayores de 12 años vacunados, se percibe todo con menos incertidumbre.