Ávila, tercera provincia con más peso de la construcción

E. Carretero
-

El sector emplea a uno de cada diez ocupados de esta provincia, 5.800 personas en total en el segundo trimestre, tras haber aumentado los empleos un 31,8 por ciento en el último año

Ávila, tercera provincia con más peso de la construcción

La construcción da empleo a 5.800 personas en la provincia de Ávila. Al menos esos son los trabajadores que ocupaba el sector en el segundo trimestre de este año según un análisis realizado por la empresa de recursos humanos Randstad sobre  la evolución del sector durante los últimos años. Para ello, ha utilizado datos nacionales, regionales y provinciales publicados en la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística desde 2008.
El análisis de Randstad revela que el peso de la construcción en Ávila es mayor a la media tanto regional como nacional, siendo de hecho una de las provincias del país donde el sector ocupa a más trabajadores. No en vano, prácticamente uno de cada diez ocupados abulenses, el 9,7 por ciento del total mientras que en el conjunto de la región este sector emplea al 6,5 por ciento de los ocupados, porcentaje muy similar al dato nacional, que es del 6,4 por ciento. 
Es más, Ávila es la tercera provincia del país donde más peso tiene la construcción, solo por detrás del dato de Zamora, donde los ocupados de este sector son el 10,4 por ciento del total, y Baleares, donde el ladrillo emplea al 11,2 por ciento de los trabajadores. 
Los 5.800 empleados de la construcción con los que Ávila contaba entre los meses de abril y junio suponen, además, un incremento del 31,8 por ciento respecto a la cifra del mismo trimestre del año anterior cuando el sector ocupaba en esta provincia a 4.400 trabajadores.  De hecho, Ávila es la provincia de Castilla y León donde más han aumentado las contrataciones y la cuarta provincia del país en la que más han subido los ocupados del ladrillo en el último año solo por detrás de Teruel, que registra un incremento del 74,1 por ciento; Huesca, con una subida del 53,7 por ciento, y Málaga, donde los empleados del sector son un 36,3 por ciento más.  
El análisis de Randstad también   analiza lo ocurrido en la última década desvelando que si bien desde 2018 el peso de la construcción ha aumentado en el último año la cifra de ocupados dista aún bastante de la que el sector registró en 2008 cuando el sector ocupaba en esta provincia a 11.900 personas. Esto supone que los empleados del sector en la actualidad son aún un 51,26 por ciento menos que hace una década, en pleno boom de la construcción. 
A nivel nacional, el análisis de Randstad revela que la construcción mantiene una tendencia de generación de empleo positiva, rozando los 1,3 millones de ocupados y creciendo un 5 por ciento con respecto a 2018, lo que se traduce en 61.200 trabajadores más. En concreto, la construcción da empleo a 1.276.400 trabajadores en España, lo que supone el 6,4 por ciento de los ocupados, una décima más que el año pasado.
Analizando la serie histórica, se detecta que construcción fue el sector que más sufrió las consecuencias de la crisis económica desde su comienzo. De hecho, entre 2008 y 2012, se destruyeron cerca de 2,9 millones de empleos en todos los sectores, lo que supuso un descenso del volumen total de trabajadores del 14 por ciento. De ellos, 1,4 millones, prácticamente la mitad, trabajaban en la construcción, lo que se tradujo en un decrecimiento de la ocupación en el sector del 52,9 por ciento.