Endesa protege a especies en peligro

SPC
-

Las centrales hidroeléctricas se han convertido en el hogar de murciélagos amenazados

Las galerías de las instalaciones de Endesa son perfectas para los quirópteros por su oscuridad y humedad

Son grandes desconocidos para muchos, pero se trata de importantes bioindicadores del estado de salud de los ecosistemas y se encargan de regular las poblaciones de insectos. Son los murciélagos, y su conservación es una asignatura pendiente de España. No en vano, la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) lo ha convertido en un mamífero que debe ser protegido. Y eso es lo que se está haciendo en el proyecto Endesabats. 
Siete especies de murciélagos amenazadas de extinción han sido localizadas en otras tantas infraestructuras hidroeléctricas de Endesa situadas en los ríos Sil y Eume, gracias a un trabajo de campo realizado por un equipo de científicos movilizados por la compañía. Los túneles, canales y edificios vinculados con la generación eléctrica son claves para la protección a largo plazo de esta fauna, de ahí que Endesa haya puesto en marcha el programa Endesabats. Esos animales están en declive, lo cual preocupa porque se les considera bioindicadores del estado de los ecosistemas. También se sabe que deben ser preservados porque evitan la proliferación de insectos. En España se han encontrado 32 tipos de quirópteros, todas incluidas en el Listado Español de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.
Uno de los hábitats por excelencia de estos mamíferos son las galerías de las centrales hidroeléctricas debido a su combinación de oscuridad, tranquilidad, humedad y temperaturas suaves en invierno y verano. En las instalaciones de Endesa se han localizado numerosas colonias de estos animales, especialmente en túneles laterales o de acceso a las compuertas de las presas. 
Así, Endesabats sirve para mejorar el conocimiento y la conservación de los murciélagos cavernícolas, de sus requerimientos ecológicos y de su relación con el funcionamiento de las centrales hidroeléctricas. También pretende poner de relieve la importancia de estas infraestructuras para los quirópteros amenazados, además de proponer medidas para procurar su conservación y su presencia en este tipo de instalaciones.
El plan se inició en los Pirineos en 2014, y en 2019 comenzó a aplicarse en El Bierzo y Galicia, donde el equipo científico de Endesa realizó un trabajo de campo en instalaciones de los ríos Sil (Bárcena, Campañana, Peñarrubia, Cornatel y Quereño) y Eume (A Ribeira y Eume). En estas centrales se contabilizaron un mínimo de 15 especies de murciélagos, que fueron identificadas mediante capturas y por grabaciones de ultrasonidos. La más abundante detectada El Bierzo y en Galicia es el murciélago enano, seguida por el ratonero ribereño y por el de Cabrera. Los científicos también registraron abundantes contactos sonoros de murciélagos grandes de herradura, del rabudo y del nóctulo grande. En el total de las zonas, se localizaron como mínimo siete especies amenazadas, que han de ser protegidas y también han de ser conservados sus refugios y sus zonas de caza. 
Además de continuar con los estudios de campo y la recopilación de datos, la compañía está ejecutando algunas actuaciones para adecuar las instalaciones hidráulicas y favorecer la conservación de los murciélagos: entre otras, acondicionar las entradas a los túneles, colocar cajas-refugio y disminuir la luminosidad en determinados puntos críticos para los quirópteros.
Endesa gestiona, a través de la Unidad de Producción Hidroeléctrica Noroeste, con sede en Ponferrada, 32 centrales repartidas entre Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria, con una potencia instalada total de 810 MW.