La Teleasistencia de Cruz Roja atiende a 1.520 abulenses

E.C.B
-

Estos días han reforzado las llamadas de seguimiento que se realizan cada mes con conversaciones semanales

La Teleasistencia de Cruz Roja atiende a 1.520 abulenses - Foto: Patricia González

Las personas más vulnerables de la sociedad, que estos días se encuentran en muchos casos aisladas en sus casas, cuentan con un apoyo inestimable que les permite estar atendidos tanto en cuestiones de salud como de alimentación y otros servicios básicos gracias a Cruz Roja Española, que con motivo de la pandemia del COVID-19 ha desplegado el mayor plan de actuación de su historia, dentro del cual se encuentra el servicio de teleasistencia, que el año pasado atendió a unos 2.100 usuarios en toda la provincia de Ávila y que en estos momentos cuenta con unos 1.520 activos.
Al frente de este servicio se encuentra la trabajadora social Eva Jiménez, que junto a dos instaladores técnicos y el personal voluntario disponible en sus diez asambleas comarcales, y siempre con el refuerzo de la Central de Atención de Valladolid donde se reciben todas las alarmas de Castilla y León, realizan un trabajo fundamental de atención a las personas más vulnerables que en estos momentos, debido a la crisis sanitaria, se está reforzando en lo que a llamadas de seguimiento se refiere, pues a las que se realizan habitualmente desde la Central de Atención cada 15 días se suman ahora las realizadas una vez más por semana desde las distintas asambleas comarcales de Cruz Roja en Ávila.
Con todo, según explica Eva Jiménez, el servicio de teleasistencia se está prestando de la misma manera que siempre, ya que no se ha producido un aluvión de peticiones de instalación urgente del mismo, en las que se valora el hecho de que la persona pueda ser aislada socialmente en su domicilio y que vienen derivadas de los servicios públicos. No obstante, estos días «tenemos solicitudes de alimentación, medicamentos o para bajar la basura, ya que esos usuarios no pueden», apunta la responsable, quien aclara que la mayor parte de esos 1.520 usuarios que permanecen activos en el servicio corresponden a la teleasistencia domiciliaria, mientras que el resto se reparten entre la teleasistencia móvil, que tiene un número más bajo porque requiere tener un smartphone con unas características especiales, y ‘Cuídate +’, que ofrece un servicio integral de cuidado de la salud mediante servicios periféricos, y que en el caso de Ávila actualmente está disponible para siete personas.
Cabe recordar que mientras la teleasistencia en casa acompaña a cada usuario para que pueda seguir viviendo en su hogar y manteniendo su independencia, pues únicamente debe pulsar el botón de un pulsador para recibir ayuda por emergencia, soledad o simplemente para hablar las 24 horas todos los días del año, la teleasistencia móvil le acompaña para que sea independiente tanto dentro como fuera de casa  y se sienta tranquilo y seguro, pues para ello se instala una aplicación en el propio teléfono móvil que le conecta tanto dentro como fuera de casa con profesionales de Cruz Roja a cualquier hora del día y durante todo el año.
Por su parte, el servicio ‘Cuídate +’ fomenta el autocuidado gracias al seguimiento de la salud (tensión, peso...) para promover el bienestar físico, mental y emocional. Incluye además un sistema que analiza el modelo de vida en función de las rutinas diarias (tiempo en habitación, en baño, fuera de casa...) detectando de forma proactiva situaciones de peligro que puedan producirse en el hogar.
protocolo de protección. Para la realización del servicio de teleasistencia, Cruz Roja está siguiendo los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias frente al coronavirus. Así, según explica su responsable, Eva Jiménez, «todos los técnicos y voluntarios han realizado la formación básica sobre el COVID-19 y en el caso de los que tienen un contacto directo con los usuarios, también la relativa al funcionamiento de los equipos de protección individual». «Además, siempre utilizan mascarillas y doble guante», añade.