LaRepera 3.0: un nuevo horizonte

M.M.G.
-

El conocido restaurante abulense emprende una nueva etapa que tendrá al frente al matrimonio formado por Ruxandra y Mario Mihai y en la que echará a andar su servicio de 'catering', bajo la dirección de María y Fernando Ortiz

LaRepera 3.0: un nuevo horizonte

Vivimos una época de cambios. De incertidumbres. De miedo. Pero no por ello tiene que ser todo malo. También son días para emprender nuevos caminos. Y es lo que están haciendo los ‘padres’ de LaRepera, los hermanos María y Fernando Ortiz, que si en el año 2005 pusieron a andar su restaurante (entonces bajo el nombre de La Pera Limonera) y en 2017 lo volvieron a impulsar ya bajo el nombre de LaRepera, ahora arrancan una nueva etapa, la que podríamos bautizar 3.0, con nuevos compañeros de viaje. 
Son Mario y Ruxandra Mihai, matrimonio de origen rumano y buen conocedor del mundo de la hostelería abulense. No en vano, llevan trabajando en este mundo en nuestra capital desde el año 2005, aunque su experiencia se remonta aún unos cuantos años más atrás.
Ellos serán los que a partir del lunes 11 de mayo se pongan al frente del restaurante ubicado en la plaza de Mosén Rubí. «Dada la situación actual nos hemos planteado nuevas estrategias y hemos buscado fortalecer el negocio buscando compañeros de viaje muy profesionales», comienza a explicar los cambios María Ortiz, reconocida hostelera abulense.
Y esos compañeros de viaje están deseando levantar el cierre el lunes para comenzar a ofrecer sus servicios. En un principio lo harán preparando comida para llevar, tanto para recoger en el restaurante como para entrega a domicilio. Abrirán también la terraza con el aforo permitido por el ley (el 50 por ciento en estos momentos). «Y en la medida en que vaya produciéndose la desescalada abrirán nuevos servicios», prosigue María, «como el comedor, la barra (con pinchos preparados al momento) y las tartas personalizadas, una de las especialidades de Ruxandra».
Es ésta la que precisamente toma la palabra para hablarnos de cómo será la cocina de LaRepera en esta nueva etapa. «Continuaremos con productos de primera calidad y en la misma línea que marcó Fernando», menciona a su antecesor en los fogones, «pero añadiremos también algún plato nuestro». Así, no faltará en la carta el arroz con carabineros de siempre y se incluirán otros como el steak tartar servido en la mesa («algo que no se encuentra en Ávila», subraya Fernando) o «el cigarrete de morcilla con mermelada de cebolla como entrante o la estrella de queso como pincho», apunta Mario.
Experto en vinos y cafés, Mario estará al frente de la sala, ocupando el puesto que deja libre María, que a partir de ahora se pondrá al frente de LaRepera Catering junto a Fernando. 
Lo hacen en un momento complicado. Para la sociedad en general (por lo que quieren trasladar todo su cariño a aquellos que han perdido a un ser querido). Y también para el sector. La crisis sanitaria ha obligado a suspender la mayoría de las bodas, pero eso no asusta a los hermanos Ortiz. «Nos estamos centrando ya en la temporada del año 2021», asegura Fernando sobre una apuesta en la que llevan trabajando todo un año y para la que cuentan con varios espacios disponibles, como finca privadas (El Pinar y El Casería de Sancti Espiritu), hoteles (como El Linar del Zaire, en Burgohondo) y casas rurales.