Las federaciones de combate afrontan la crisis del COVID-19

Deportes@diariodeavila.es
-

Reunión conjunta, con la participación de Miguel Ángel López Gil, para abordar la reincorporación a la actividad deportiva

Las federaciones de combate afrontan la crisis del COVID-19

Las siete federaciones nacionales de Boxeo, Esgrima, Judo, Karate, Kickboxing y Muay Thai, Lucha Olímpica y Taekwondo han mantenido una primera reunión para abordar de manera conjunta todos los problemas que esta crisis sanitaria está provocando en los clubes deportivos nacionales y en la propia competición. La idea de estas federaciones es sentar unas bases comunes para que la reincorporación a la vida deportiva, entendida desde la normalidad, se pueda realizar de la manera más rápida posible, incluyendo las medidas sanitarias que sean necesarias para asegurar el bienestar de los deportistas.
Un grupo de trabajo entre cuyos participantes se encuentra el abulense Miguel Ángel López Gil, como actual  Secretario General de la Federación Española de Kickboxing y Muaythai, y que también desempeña el cargo de director del núcleo de tecnificación territorial de kickboxing en Ávila, donde se aplicarán las medidas acordadas para la vuelta a la actividad deportiva en coordinación con el Ayuntamiento de Ávila.  
El objetivo común de todas estas federaciones es lograr que el tejido básico de estos deportes, que son sus clubes, no tengan que cerrar sus puertas tras una crisis que ya conlleva un fuerte impacto económico para todos ellos.
Los siete presidentes nacionales que han asistido han coincido en un mismo objetivo, «queremos que todos los practicantes de deportes de combate vuelvan a sus entrenamientos en las mejores condiciones sanitarias posibles y este grupo de trabajo peleará para que las competiciones nacionales se reanuden en cuanto sea posible, primando la salud de nuestros atletas». Estas reuniones continuarán para cumplir los objetivos marcados y apoyar tanto a clubes como deportistas.
Las líneas de trabajo marcadas inicialmente se sustentan sobre aquellas medidas de protección al deportista y entrenadores, la progresiva  vuelta a la competición así como la petición de posible medidas que puedan servir para la activación del deporte como motor económico.