Mañueco: «Es hora de sacrificios, pero se ganará la batalla»

SPC
-

El presidente de la Junta avanza que se reforzará la red de atención a las familias vulnerables para garantizar el suministro de alimento y se aumentarán las ayudas de emergencia

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, compareció a petición propia en la Diputación Permanente de las Cortes. - Foto: Ical

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, defendió las medidas adoptadas contra el coronavirus en coordinación con el Gobierno, y avanzó que se reforzará la red de atención a las familias más vulnerables para garantizar los suministros.
Mañueco, que compareció a petición propia en la Diputación Permanente de las Cortes, realizó una cronología de las medidas puestas en marcha desde que a finales de febrero saltó el primer caso en Castilla y León. El presidente, que intervino poco después de que Sánchez anunciara un plan de choque el 200.000 millones de euros, manifestó que la prioridad es ahora la emergencia sanitaria pero reclamó una respuesta coordinada en el ámbito económico para generar confianza y certidumbre y minimizar el impacto de la crisis del Covid-19.
Precisamente, recordó algunas propuestas del Consejo del Diálogo Social de Castilla y León y las continuas reuniones de los consejeros para garantizar fondos e implementar las ayudas del Gobierno central.
«El futuro inmediato será difícil, no hay recetas milagrosas», por lo que apeló a la unidad de acción, al compromiso y la generosidad, convencido de que «pronto ganaremos la batalla», mensaje con el que cerró su intervención, después de agradecer el apoyo de las Cortes.
Mañueco aseguró que va a mantener «el pulso del coronavirus, que empuja fuerte», pero afirmó que no está solo, que tiene un Gobierno, expertos y los grupos de las Cortes para ir todos en la misma dirección. Tampoco olvidó pedir a la ciudadanía mantener el confinamiento social como la medida más eficaz para vencer los contagios, aunque suponga un sacrificio.
Mañueco avanzó que se reforzará la red de protección para atender el suministro de alimentos a personas y familias, especialmente las más vulnerables, a través del teléfono 012 y se incrementará el dinero de ayudas de emergencia para aumentar la cobertura.
Transparencia

«La colaboración de todos es más imprescindible que nunca», aseveró, a lo que unió la disciplina de la población para que se quede en casa y una llamada a la solidaridad con las personas más frágiles, según informa Ical.
Tras apelar a la responsabilidad y sentido común, manifestó que la Junta ha sido leal con el Gobierno y se ha coordinado con las entidades locales y las Cortes.

"Hay que pensar en la respuesta económica"
El portavoz, Luis Tudanca, compartió en que la prioridad es la emergencia sanitaria pero manifestó que hay que «pensar» en la respuesta económica, donde el socialista Luis Tudanca valoró el plan de choque de 200.000 millones anunciado por el presidente del Gobierno, de apoyo a las familias más vulnerables, a todos los trabajadores para mantener el empleo, a las empresas con avales económicos y a la investigación.

Medidas con determinación y contundencia  
«Hoy se adoptan medidas con determinación y contundencia», afirmó el portavoz, Raúl de la Hoz, que añadió que, pese a ello, «va a ser muy duro», aunque concluyó con que «todo va a salir bien», si se acompasa las medidas en el ámbito sanitario, económico y social desde la unidad de todas las administraciones y partidos.
De la Hoz calificó de «acertadas» las medidas, algunas «pedidas por el PP».

Propuestas para llevar seguridad y certidumbre  
La portavoz de Cs, Ana Carlota Amigo, defendió en su intervención los principios de unidad de todas las administraciones y de la ciudadanía ante la epidemia y, desde la responsabilidad de estado y la crítica constructiva, la acción para llevar a cabo iniciativas que ayuden a la salida de esta situación. Cinco propuestas concretas que ha trasladado al Ejecutivo «para aportar seguridad y certidumbre» a la población.

Responsabilidad y lealtad institucional  
Pablo Fernández (Podemos) aseguró que es la «hora de la responsabilidad y de la lealtad institucional» y garantizó el respaldo del Mixto a las medidas tomadas y a las que se deberán adoptar. Fernández defendió que «nadie se quede en la estacada», como en la crisis financiera de 2008, agradeció la colaboración de la Junta con el Gobierno y afeó a la UE por «no estar a la altura» y «enarbolar las políticas sociales».