Una especial aproximación a las aulas universitarias

M.M.G.
-

La Universidad Católica de Ávila celebró este sábado una segunda sesión de sus Jornadas Virtuales de Puertas Abiertas, a las que asistieron cerca de 30 jóvenes desde distintos puntos de España

Una especial aproximación a las aulas universitarias

Lo ideal hubiera sido poder pasear por los pasillos de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) con calma. Haber conocido a algunos de los futuros profesores y compañeros. Quizá hasta compartir con ellos un aperitivo en la cafetería del centro. Pero la realidad manda. Y este sábado, los participantes en las segundas jornadas de puertas abiertas organizadas este año por la UCAV tuvieron que conformarse con hacer todo esto de manera virtual.
Cerca de 30 jóvenes conectados desde distintos lugares de España (muchos de ellos, por supuesto, desde Ávila y su provincia) se unieron a la iniciativa con la que esta universidad privada busca adaptarse a la complicada situación por la que nos está tocando pasar a todos. «No queríamos dejar de hacer nuestras puertas abiertas», explicaba a Diario de Ávila Noelia Muñoz, directora del departamento de Promoción Institucional.
Y ésta manera tan especial, la de conectarse con los alumnos en potencia del centro, es la que repitieron ayer por segunda vez, después de una primera jornada hace unas semanas en la que participaron más de 50 personas. 
¿Y cómo se celebran unas jornadas de puertas abiertas sin poder abrir físicamente esas puertas, para dar entrada a todo el que quiera?, preguntamos a Muñoz.
«En primer lugar, hemos dedicado los últimos 15 días a conectar con todos aquellos que nos habían solicitado información así como con alumnos de distintos centros educativos de Ávila, la provincia y de España», comienza a explicarnos Muñoz.
A todos ellos se les avisó de la celebración de las jornadas y se les informó de que debían formalizar su inscripción para tomar parte en ellas.
Una vez todos inscritos, ayer a eso de mediodía arrancaron las puertas abiertas en una sala común para todos los participantes, con independencia de la titulación en la que estuvieran interesados.
En ese primer encuentro, todos ellos tuvieron una primera toma de contacto con la universidad, a través de un vídeo institucional y de otro centrado en la ‘Wellcome Party’ que todos los años se celebra también en el centro.
Una vez vistos estos vídeos, el grupo ‘paseó’ por el recinto universitario, conociendo sus rincones, como los laboratorios, el aula de simulación hospitalaria o la biblioteca. Después, el grupo se dividió en función de las titulaciones en las que cada uno estaba interesado. Y cada uno de esos grupos ‘entró’ en otras aulas para solucionar dudas más puntuales: las becas, el acceso... cuestiones todas que inquietan a los jóvenes universitarios.
«Con estas jornadas, queremos lanzar por un lado un mensaje de tranquilidad, transmitiendo que las clases continúan y que el próximo curso, ya sea de manera presencial o no, arrancará», decía Muñoz. «Y por otro lado, queremos informar de nuestras ayudas, estar cerca de las familias», recalcó.