Sacyl añade la vacuna de la meningitis B a menores de 1 año

SPC
-
Un bebé es vacunado en un centro de salud de la Comunidad - Foto: M. Á. Valdivieso

Castilla y León comenzará a poner el Bexsero a los lactantes a partir del próximo 1 de junio, unas dosis que hasta ahora solo estaban disponibles de forma privada y los padres debíen pagar alrededor de 300 euros

Castilla y León comenzará a vacunar a los lactantes a partir del 1 de junio de este año contra la meningitis B, el serogrupo responsable de aproximadamente el 50 por ciento de los casos en España de esta enfermedad y que alcanza casi las dos terceras partes de los casos recogidos por la red de vigilancia epidemiológica de Castilla y León. Hasta ahora esta vacuna contra el meningococo B (Bexsero) solo estaba disponible de forma privada y los padres debían adquirir en las farmacias las dosis con un precio de 106,15 euros cada una, por la que el coste final suponía el desembolso de entre 215 a 320 euros dependiendo de la edad de los niños vacunados.
Con la inclusión de esta nueva vacuna, la Consejería de Sanidad modifica el actual calendario de vacunaciones sistemáticas a lo largo de la vida de las personas y, en concreto, comenzará a ponerla a los tres, cinco y doce meses de vida. Desde la Dirección General de Salud Pública, como señalaron fuentes del Gobierno regional, se dictará la instrucción que contemple tanto la distribución de las vacunas por los centros de salud y consultorios como su administración y registro por el personal de enfermería.
La enfermedad meningocócica invasiva es impredecible, tanto epidemiológicamente como clínicamente, y la única forma de controlarla y reducirla es la vacunación sistemática de la población, incluyendo las vacunas en el calendario. Castilla y León ya vacunaba contra cuatro tipos de meningitis: en 1988 se introdujo la del Haemophilus influenza; en el año 2000, la del meningococo C; en 2016, la que hace frente al neumococo C y más recientemente, en enero de 2019, la tetravalente frente al meningococo ACWY, tanto en lactantes como en adolescentes.
En este momento, la situación epidemiológica de la enfermedad meningocócica invasiva se caracteriza por el constante protagonismo del serogrupo B. Hasta ahora, la vacunación frente a este se ha limitado en el Sistema Nacional de Salud a determinados grupos de riesgo, pero desde la Consejería de Sanidad se ha decidido extender su cobertura dado su crecimiento entre la población infantil.

Recomendación

Además, según defendieron fuentes de la Junta, esta vacunación ha sido recomendada por diversas sociedades científicas y, con carácter general, por la mayor parte de los pediatras. Unas recomendaciones por la que se ha generalizado la vacunación de forma privada de muchos menores. Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, las coberturas registradas en Castilla y León ascienden al 51,1 por ciento, superiores a la media nacional situada en el 37,3 por ciento.
De esta forma, la Comunidad castellana y leonesa pasa a ser la segunda en incorporar de forma gratuita esta vacunación en los centros de salud tras Canarias. Una decisión que la Junta ha adoptado pese a que la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud se negó a su financiación, tal y como pidió el consejero de Sanidad el pasado febrero en una reunión entre representantes autonómicos y el Ministerio en Madrid. Sacyl panteó que esta vacuna se incluyera en el catálogo nacional para garantizar la equidad e igualdad y evitar así el desequilibrio entre comunidades autónomas.