Mañueco destaca el papel histórico de Castilla y León

ICAL
-

El presidente de la Junta anima a defender la nación «con pasión» en el Día de la Hispanidad, «especialmente a través de sus símbolos e instituciones». Mañueco representó ayer a la región en el acto central del Día de la Fiesta Nacional

Mañueco destaca el papel histórico de Castilla y León - Foto: JUAN LAZARO

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, representó ayer a Castilla y León, en la plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid, durante el acto central del Día de la Fiesta Nacional, que presidieron los reyes, con un formato austero y reducido como consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus.
El máximo responsable de la Junta se mostró, en su cuenta de Twitter, «orgulloso» de participar en los actos conmemorativos de la Fiesta Nacional, «desde el reconocimiento a todas las instituciones como garantes de las libertades y derechos de todos los ciudadanos». «Este año, con un merecido homenaje a los héroes en la lucha contra la COVID-19», recalcó en un tuit.
Mañueco lanzó un mensaje en el que se mostró convencido de que España, «desde la unidad, superará las grandes dificultades por la crueldad del coronavirus y afrontará con éxito los grandes retos del futuro». 
«Celebramos hoy el día de nuestra Fiesta Nacional, empañada por el luto de la pandemia y el sufrimiento de tantas personas, pero creo que hoy es el día propicio para recordar lo que somos, una nación con más de cinco siglos de historia en común, una nación en la que Castilla y León ha sido una parte esencial en la construcción histórica de España», subrayó Mañueco en un vídeo colgado en sus redes sociales y recogido por Ical.
Para el presidente, España es «una nación que debemos defender con pasión todos los que creemos en ella, especialmente a través de sus símbolos e instituciones, desde el más alto símbolo de unidad y permanencia de nuestra nación, como es la monarquía, a la expresión de su diversidad territorial de nuestras comunidades autónoma». 
En su mensaje a los ciudadanos de Castilla y León, recalca que «hoy celebramos todo lo que hemos logrado juntos como una gran nación, envueltos en el duelo por la pandemia, con el recuerdo de los que no están y de quienes siguen sufriendo, pero también seguros de que unidos afrontaremos con éxito cualquier reto». Asimismo, aprovechó la ocasión para, en el Día de la Virgen del Pilar, felicitar también «a todas las Pilares y a la Guardia Civil» en el día de su patrona, «desde el agradecimiento a su labor en la protección de todos los ciudadanos y, en particular, por su vinculación al medio rural, tan importante en Castilla y León».
El acto de este año pasará a la posteridad por haberse celebrado en el Palacio Real –y no en el Paseo de la Castellana, como es habitual– para garantizar las medidas sanitarias y evitar aglomeraciones debido a la pandemia, por ser el primero celebrado por un Gobierno de coalición y por la tradicional salva de abucheos, silbidos y exabruptos contra el Ejecutivo, en general, y su presidente, Pedro Sánchez, en particular.
El séptimo Día de la Fiesta Nacional presidido por Felipe VI como Monarca consistió únicamente en un izado de la bandera española, un homenaje a quienes perdieron su vida en acto de servicio, una imposición de condecoraciones y un pequeño desfile terrestre. El leitmotiv de esta celebración ha sido ‘El esfuerzo que nos une’, en referencia a la lucha contra la pandemia y en reconocimiento a todos aquellos que han actuado y continúan actuando contra ella.