Los robos de coches descienden un 22,4% en cinco años

SPC
-

Los modelos que más percances de robo sufrieron en 2018 fueron el SEAT Ibiza, el Seat León, el Volkswagen Golf, el BMW Serie 3 y el Citroën Xsara.

Los robos de coches descienden un 22,4% en cinco años

León es la provincia de Castilla y León con mayor probabilidad de sufrir un robo en el coche, ya fuera de la sustracción del vehículo en sí, de alguna de sus piezas o de objetos que se encontraran en su interior, mientras que Segovia se sitúa en el extremo opuesto, según un informe de la patronal del seguro Unespa, que ha elaborado un ranking en función del número denuncias que se presentan entre los vehículos asegurados.

Un 63 por ciento del parque móvil nacional está protegido frente a esta eventualidad. O lo que es lo mismo, 19,7 millones de vehículos cuentan con protección frente a robo, de los que más de 1,2 millones están matriculados en Castilla y León. Esta cobertura voluntaria oscila entre el 65,8 por ciento de Valladolid al 53,5 de Zamora.

Después de León, donde la probabilidad de sufrir un robo en el coche es de un 10,1 por ciento inferior a la media, se sitúa Salamanca (-22,4 por ciento), Valladolid (-25,5 por ciento), Palencia (-33,5 por ciento) y Burgos (-33,7 por ciento). Segovia es la provincia más segura (- 44,58 por ciento), por delante de Zamora (-42,88 por ciento) y Ávila (-39,20 por ciento).

La ciudad autónoma de Melilla fue el territorio autonómico con una mayor probabilidad de sufrir percance de robo con 197 por ciento superior respecto de la del conjunto de España. O lo que es lo mismo: en Melilla es tres veces más probable sufrir un robo en el coche que en el conjunto de España. Le siguió la ciudad autónoma de Ceuta, donde la probabilidad es el doble que en el conjunto de España. Después se sitúa Cádiz (+68,1 por ciento), Sevilla (+66 por ciento), Las Palmas (53,3 por ciento) y Málaga (37,2 por ciento). Por encima de la media también se sitúan Murcia, Almeria, Huelva, Granada, Barcelona, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Madrid y Cantabria.

Los robos de vehículos asegurados siguen una senda descendente los últimos años. Si en el año 2014 se producían en torno a 160.000 percances, en 2018 esta cifra se situaba en los 135.000. La inmensa mayoría de los robos sobre vehículos asegurados afecta a turismos (88 por ciento). En segundo lugar se sitúan las furgonetas (9,3 por ciento).

La misma tendencia se aprecia en el caso analizar sólo las sustracciones. Según datos del Ministerio del Interior, en el año 2014 se registraron en España 43.206 robos, mientras que en el pasado año fueron 36.152, lo que supone una caída del 16,32 por ciento. En el caso de Castilla y León el descenso fue del 22,45 por ciento, al pasar de 757 a 587.

Los modelos

Los datos recabados por Estamos Seguros gracias a Tirea y Centro Zaragoza muestran cómo el percance de robo afecta principalmente a vehículos de más de diez años. Esto queda refrendado al efectuar un análisis de los modelos más codiciados por los ladrones. Los rankings están liderados siempre por los vehículos más populares en el país. Sobre todo, por los superventas de la década pasada. Tras años de rodar de un lado para otro, estos vehículos se deterioran o averían y eso genera una demanda de piezas de repuesto.

En términos absolutos, los modelos que más percances de robo sufrieron en 2018 fueron el SEAT Ibiza, el Seat León, el Volkswagen Golf, el BMW Serie 3 y el Citroën Xsara. En términos relativos -es decir, si se compara el número de robos padecidos con la cantidad de unidades en circulación de un modelo específico- la lista la encabezan el Citroën C5, el Peugeot 406, el Citroën Saxo, el BMW Serie 3 y el Peugeot 206. Muchos de estos modelos fueron superventas en sus respectivas categorías hace más de una década.