Las subvenciones municipales se regirán con una normativa

L.C.S
-

El Pleno aprueba el Plan Estratégico de Subvenciones del Ayuntamiento de Ávila para el periodo 2020-2022

Las subvenciones municipales se regirán con una normativa - Foto: David Castro

Las subvenciones del Ayuntamiento de Ávila, al menos su mayoría, se regirán por un Plan Estratégico con recorrido hasta 2022, tal y como se aprobó en el Pleno Ordinario correspondiente al mes de marzo, que se celebró este viernes por primera vez en la historia del Consistorio abulense por vía telemática, a través de una videoconferencia en la que participaron 24 de los 25 concejales, además del secretario general y del interventor, siguiendo de esta manera el requerimiento de no salir de casa que contempla el decreto de estado de alarma proclamado por el Gobierno de España para frenar la expansión del coronavirus.
Después de los trámites de ratificar la celebración de la sesión plenaria de forma no presencial y aprobar el acta de la sesión anterior, y escuchar las daciones de cuenta de los decretos de Alcaldía y del decreto declarando luto oficial por el fallecimiento de José Jiménez Lozano, se llegó a los puntos quinto y sexto del orden del día, los que más contenidos presentaban dentro de una sesión sin mociones debido a las especiales circunstancias en las que se estaba celebrando.
Así, en el primer apartado del punto quinto se aprobó por unanimidad una modificación presupuestaria por valor de 14.000 euros destinados a la Asociación Protectora de Animales ‘Huellas’. Y en el segundo apartado, con los votos favorables de Por Ávila, Partido Popular y Ciudadanos, y la abstención  del PSOE, se aprobó ese Plan Estratégico de Subvenciones del Ayuntamiento de Ávila 2020-2022, elaborado por los técnicos municipales y con el que el Consistorio abulense se ajusta a la legalidad. El Plan, que una vez aprobado se tiene que publicar en el Boletín Oficial de la Provincia de Ávila, recoge los principios rectores y los contenidos a los que debe acogerse cualquier tipo de procedimiento para que el Ayuntamiento pueda conceder una subvención.
Desde el equipo de gobierno de Por Ávila, su portavoz, José Ramón Budiño, destacó el hecho de que de con este plan «se cumple la ley en este apartado por primera vez» y permite saber «a qué se va a dedicar el presupuesto» en materia de subvenciones.
El Partido Popular también apoyó esta medida porque, tal y como recordó su portavoz, Sonsoles Sánchez-Reyes, «a pesar de que es un plan que tiene que mejorar, continúa la senda que se abrió en la legislatura pasada con una ordenanza que ya servía para regular esta materia. Debemos intentar que haya menos carga burocrática para su concesión, y para ello consideramos que este es un buen instrumento que hay que ir completando año a año».
Ciudadanos completó el voto afirmativo, justificando el sí, su portavoz, Carlos López, porque «en este apartado las cosas se están haciendo bien, y con este pasó se aumenta la transparencia en las subvenciones, para saber a quién se dan, cómo se dan y que requisitos son necesarios».
Por su parte, Yolanda Vázquez, portavoz del PSOE, explicó la abstención de su grupo atendiendo al hecho de que «a pesar de que es una herramienta que nuestro grupo viene recomendando desde hace años y que está exigido por ley y por el reglamento municipal, por coherencia a nuestra oposición a los Presupuestos Municipales para este año, ahora nos abstenemos porque el contenido del plan es un reflejo fiel de lo que recoge ese presupuesto para el año 2020, que recoge subvenciones directas y nominativas a las que el grupo socialista mostró su oposición».
reclamación de la rpt. Antes del capítulo de ruegos y preguntas, se sometió a votación la propuesta de adscripción definitiva del puesto de auxiliar informático a la Secretaría General, que salió a favor con los votos de XAV y Cs, la abstención del PP y el voto en contra del PSOE,  y que sirvió para que, sobre todo PP y PSOE, pero también Cs, aprovecharan para reclamar al equipo de gobierno la activación de ela nueva relación de puestos de trabajo (RPT), con la que se arreglarían las necesidades generales de la plantilla municipal, y no hechos puntuales como el que se sometía a votación en este punto.