Villarejo del Valle opta a los Premios Cultura Viva

E.Carretero
-

La localidad aspira a la categoría Defensa de las tradiciones por un legado cultural que ha sabido conservar de generación en generación y que tiene en los Romances su máxima expresión

Villarejo del Valle opta a los Premios Cultura Viva

La Asociación Cultura Viva, entidad sin ánimo de lucro, dará a conocer el próximo miércoles el nombre de los premiados en la vigésimo séptima edición de unos galardones que reconocen la labor realizada por distintas personalidades o entidades en favor del fomento de la cultura y dentro de distintos ámbitos como el arte, la ciencia, el teatro, la literatura o la música. Unos galardones que este año pueden tener protagonismo abulense ya que Villarejo del Valle opta  al premio Defensa de las tradiciones por haber sabido conservar su legado cultural, tal y como destaca Diosdado Venegas, uno de los promotores de esta candidatura.
Papel destacado dentro de esa riqueza cultural que le ha valido a este municipio del Valle del Tiétar esta candidatura tienen Los Romances a la Pasión de Cristo de Lope de Vega que durante siglos se han transmitido de forma oral y que hoy en día  los vecinos de esta localidad siguen cantando por las calles del pueblo cada Jueves y Viernes Santo. Lo hacen con una singularidad con respecto a los que se declaman en otros lugares, ya que en el caso de Villarejo del Valle unos  cantan la estrofa y otros la repiten.
Así, en Villarejo del Valle cada verso es cantado de forma melódica, pausada y sobria a grandes voces por un pequeño grupo de personas, a las cuales responde con el mismo verso y misma entonación la parte más numerosa del público, lo que hace que este canto retumbe por las estrechas calles del pueblo. El ritmo pausado hace que en cada una de las procesiones se reciten romances distintos, de tal forma que el Jueves Santo este canto comienza con ‘Al llevar la Cruz a cuestas’ y el Viernes Santo, con ‘Al sepultar a Cristo’.  
Pese a ser una de las tradiciones más singulares de Villarejo del Valle no son los romances ni mucho menos la única manifestación de cultura tradicional que ha llegado hasta nuestros días. Pone como ejemplo de ello Blázquez el Viacrucis cantado de la mañana del Viernes Santo o el juego de Las Caras que se desarrolla durante las madrugadas de la Semana Santa.
El próximo miércoles el jurado de los Premios Nacionales Cultura Viva, que preside Ángel Lozano Fontán, hará público el fallo y por tanto el nombre de los ganadores de las distintas categorías-quince en total- de estos premios a los que opta Villarejo del Valle dentro de la categoría Defensa de las tradiciones, que el año pasado recayó en  el municipio madrileño de El Bolao-Cerceda- Mataelpino.
Méritos no le faltan a este pueblo abulense que no solo ha sabido mantener las tradiciones de generación en generación sino que ahora se esfuerza por dar a conocer su legado cultural entre los más jóvenes y por divulgar esa riqueza más allá de sus propias gentes.