El Ayuntamiento suspende las comisiones

L.C.S
-

En principio el Pleno ordinario correspondiente al mes de marzo se mantiene para el próximo día 27, pero su celebración o no se abordará próximamente

El Ayuntamiento suspende las comisiones - Foto: David Castro

l.c.s. / ávila
La alteración de la vida normal en la ciudad con motivo de las medidas adoptadas por el Real Decreto de Estado de Alarma emitido desde el Gobierno central para intentar controlar la expansión del coronavitrus, ha llegado también al funcionamiento interno del Ayuntamiento de Ávila, algunos de cuyos órganos de gobierno van a tener que variar tanto su modo de convocatoria como periodicidad de las mismas, llegando en algunos casos a la suspensión de reuniones, hasta que la situación no se normalice y se pueda retomar el funcionamiento normal de la institución.
De esta manera, y según ha informado el equipo de gobierno del Consistorio abulense mediante una nota de prensa enviada a esta Redacción, se ha decidido «suspender todas las comisiones informativas de las diferentes áreas municipales que estaban convocadas para esta semana, como consecuencia de la situación actual provocada por el estado de alarma decretado por el Gobierno de la nación».
Tal y como se destaca en la nota, esta decisión ha sido adoptada por unanimidad de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Ávila.
junta de gobierno. Asimismo, también se ha acordado que la reunión de la Junta de Gobierno Local, que tiene lugar todos los jueves, pase a ser no presencial, evitando la presencia de sus miembros en la sala de reunión habitual.
El objetivo de esta medida, y así se recoge en el comunicado de prensa «es abordar en la reunión semanal del órgano de Gobierno exclusivamente las cuestiones que competen al funcionamiento de los servicios municipales, con el fin de no paralizar la actividad del Ayuntamiento y garantizar la prestación de los mismos».
En este sentido, próximamente se abordará la celebración del pleno de marzo, programado para el 27 de este mes y que estaba previsto celebrar a puerta cerrada. La seisón, en la que en principio no se iban debatir mociones, podría quedar suprimida, dependiendo de la evolución de la situación de la crisis sanitaria.