Caminando por la salud

E.Carretero
-

La quinta Marcha Solidaria Contra el Cáncer que organizan la Asociación tan alta como un ciprés y la Unidad de Oncología del Hospital de Ávila se desarrolló este año entre Becedas y El Barco y contó con 325 participantes

Caminando por la salud

Con el objetivo de sensibilizar y concienciar a la población sobre la importancia de la implicación social en la investigación del cáncer, a la vez que motivar a los pacientes que han pasado por esta enfermedad, animándoles a participar en una jornada alegre, solidaria y deportiva con la que fomentar un estilo de vida saludable,  la Asociación Tan alta como un ciprés y la Unidad de Oncología del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila organizaron por quinto año la Marcha Solidaria Contra el Cáncer, que en esta ocasión realizó la primera etapa de la Ruta Teresiana de la Salud, entre Becedas y El Barco de Ávila.
Una marcha de 13 kilómetros en la que se invitaba a compartir camino con personas afectadas y médicos y enfermeras y a la que se unieron familiares, amigos y vecinos de la zona. En total, 325 participantes que realizaron este recorrido con llegada en El Barco de Ávila, donde fueron recibidos por el alcalde, Víctor Morujig, quien mostró su agradecimiento porque la localidad haya sido elegida para finalizar el recorrido.
«Gracias por contar con El Barco de Ávila para poner el foco en algo tan importante dentro del tratamiento oncológico como es la investigación», apuntó el regidor barcense antes de destacar que nuestro país tiene «mucho talento, mucha gente que se prepara para poder ofrecer un futuro a las personas enfermas y sus familias» y lanzar un mensaje de esperanza a las personas que pasan por esta enfermedad. «Hay futuro, por supuesto que lo hay. Y un  ejemplo de ello, es esta marea solidaria que nos permite sentir que estamos unidos por encima de todo para ayudarnos», dijo Morujig en su intervención. «Si algo caracteriza al municipio de El Barco de Ávila es su espíritu solidario. Siempre vamos a estar aquí para lo que necesitéis, tanto el ayuntamiento como los vecinos», señaló también el alcalde.  
También agradecidos con el recibimiento se mostraron los participantes, que en Becedas disfrutaron de un desayuno con chocolate; en Losar del Barco de un avituallamiento a base de bocadillos y en El Barco, de una comida protagonizada por las populares judías de esta tierra.