El Real Ávila despierta a tiempo para seguir soñando

A.S.G.
-
El Real Ávila despierta a tiempo para seguir soñando - Foto: David Castro

3
Real Ávila
2
Júpiter Leonesa B
Finalizado
El conjunto encarnado se sobrepone a sus propios errores y a un mal inicio de partido para superar a un Júpiter Leonesa B que pudo lograr más. Javi de Mesa lidera a los locales para mantener las vivas las ilusiones de la pelea por los playoffs

El Real Ávila despertó a tiempo para seguir soñando.En un partido raro, en el que comenzó dormido, terminó reivindicando sus opciones, complicadas pero reales, de seguir forzando la máquina hasta donde sea posible. La pelea por la cuarta plaza bien lo merece, y a la vuelta de la esquina aparece la Arandina.Quiso cruzarse en el camino de los encarnados el Júpiter Leonesa B.Y los de RamónGonzález bien pudieron llevarse el premio de un Adolfo Suárez al que saltaron sin complejos y dispuestos a demostrar por qué son el equipo revelación del curso. Por momentos volvieron locos a los locales. Corrieron, remataron, se desmarcaron... Se desgastaron y obligaron a los de Jonathan Prado a desgastarse.En un partido de errores defensivos, fue el ataque el que reconstruyó el ánimo de un equipo que encontró pulmones en Peli, la picardía en Juli y la responsabilidad en Javi de Mesa.Pero sobre todo encontró la épica final que aún le faltaba a este proyecto. Si tiene épica, tiene gol y tiene fútbol, tiene opciones.   
Despertó a tiempo el equipo encarnado en una tarde en la que saltó dormido y se encontró con el inesperado gol del Júpiter Leonesa B, que salió al Adolfo Suárez con tantas ganas como mordiente. Al minuto 8 de partido ya estaban por delante. Ya habían avisado poco antes cuando Altube hacía el primero en claro fuera de juego. No lo entendió como advertencia el equipo encarnado, que vería como Aarón hacía el 0-1 rodeado por todos y de todos. Entre los encarnados, Aarón emergió por fuerza y cabezonería para alcanzar el área y disparar con fuerza al palo contrario de Alberto, que no llegó. Latigazo cruzado para hacer el 0-1. No tardó en levantarse del banquillo Jonathan Prado pidiendo más a los suyos. Había demasiado en juego como para dejarse escapar los puntos por somnolencia.
Confundía el camino el Real Ávila, lento en la salida y lento en la presión. Se sentía cómodo el Júpiter Leonesa B sobre el césped del Adolfo Suárez. Recuperación, apertura y salida directa a los dominios de Alberto, que tuvo que estirarse para detener en dos tiempos –minuto 16– el disparo de Mito, que desde la frontal sacaba un buen disparo.
Pasaban los minutos. No despertaba un Real Ávila que no encontraba a Ortiz, bien tapado por Álex y Urbano. No se encontraban Peli y Sergio Ramos, el motor de un equipo que trataba de desperezarse. Se ahogaba el Ávila en el centro del campo, siempre en inferioridad. Buscó el equipo encarnado el empate con el balón parado, una puerta siempre abierta, pero la verdadera oportunidad le llegaba desde los once metros cuando Maté Rincón marcaba el punto de penalti tras un inocente derribo de Urbano sobre Edu, que trataba de controlar el balón de espaldas a la portería.De una jugada sin peligro, a la mejor ocasión para los encarnados. Tomó la responsabilidad Peli. No le tembló el pulso para batir (1-1) a Diego.
Igualaba el duelo el equipo encarnado, al que le pudo durar muy poco la alegría. Porque en la primera jugada buscó respuesta el Júpiter  Leonesa B. Carrera por banda de Víctor y pase al punto de penalti donde Altube buscó el remate.Le botó el balón en el momento del impacto. Respiró aliviado el equipo encarnado. Poco después Altube, totalmente sólo en el área y sin marca, quiso enganchar la volea ante la mirada de Llorián y Garretas. Fallaba el Ávila en defensa, su mejor faceta esta temporada.
No había dado tres pases seguidos el Real Ávila en toda la tarde y cuando los dio llegó el segundo de la tarde. Entró en juego Ortiz, que aclaró la jugada con un preciso cambio de banda. Encaró Javi de Mesa a Genaro en posición de extremo para ponerla al segundo palo, donde entraba sin marca Edu. Pudo rematar, pero vio más claro el pase atrás, donde Sergio Ramos la puso al fondo de la red entre las piernas de Herrador. No pudo hacer nada Diego por evitar el 2-1, que se marcharía cabizbajo al descanso. Dos disparos, dos goles. Máxima efectividad.
Le había castigado el marcador al Júpiter Leonesa B en la primera mitad y le castigó la mala suerte en la segunda.Porque tuvo Mito el empate –minuto 53– en un balón que se estrellaba en el larguero. La puso Aarón desde la banda y en el punto de penalti recogía el centro el ‘10’ de la Leonesa B, que con la puntera ponía un duro disparo. El cuero se estrelló en el interior del larguero, botó sobre la línea de gol y salió repelido con dureza hacia fuera mientras el delantero visitante se echaba las manos a la cabeza.
Seguían los errores de los encarnados en defensa. Y en el enésimo encontró su premio el Júpiter Leonesa B. Falta lateral para los leoneses que remataba de cabeza Altube en el área pequeña. Reaccionó a la perfección Alberto, que sacó el cuero a una mano, pero poco pudo hacer ante el segundo remate. Porque estuvo más listo Álex Díez, que prácticamente sobre la línea de gol se lanzó al remate para hacer el 2-2.
El tanto hacía justicia a una Leonesa B que había llegado al Adolfo Suárez a por los tres puntos y que volvería a tener una nueva ocasión en los pies de Altube, que en una salida a la desesperada de Alberto quiso probar suerte desde lejos. No encontró portería. De haberlo hecho, no había portero.
No le valía el empate al equipo encarnado. Se la jugó Jonathan Prado. Vila al césped para hacer dupla con Juli. Empezaban a notarse los minutos.Flaqueaban las fuerzas en ambos, pero aún le quedaba una última bocanada de aire a Javi de Mesa, que vio rubricado su buen partido regalando a Juli el tercero. Estaba haciéndole la vida imposible a Genaro y se la volvió a liar. Amago hacia dentro, salida hacia afuera y pase de la muerte al área. Entre todos llegó Juli, allí donde le gusta. No es el mas fuerte, ni el más alto, pero es el que más sabe del fútbol callejero. Tras una tarde de trabajo oscuro ante Gonzalo, Julio y Herrador, les ganó la partida en el área pequeña para meter la puntera y hacer el 3-2. Se levantó el estadio, lo festejó con rabia el delantero encarnado y todos miraron a Javi de Mesa. El gol era suyo. De estar ‘fuera’ de la pelea por los playoffs, a estar de nuevo en ella.  La sentencia la tuvo Vila en el descuento. Se estiró ante el pase de Ramos. Sólo tenía que empujarla para hacer el 4-2, pero llegó demasiado forzado.

 

Jonathan Prado
«Quiero felicitar al equipo por el desgaste que ha hecho»

«Lo primero de todo es felicitar al equipo por el desgaste que se ha hecho. No ha sido un partido fácil, un partido raro.No hemos empezado al nivel que queríamos.Con el gol de Aarón hemos tenido momentos complicados y difíciles, pero la acción del penalti ha sido clave.Ahí ha cambiado el partido, hemos creido que podíamos remontar el partido y hacerlo tras el descanso era importante. No hemos tenido muchos partidos este año en los que hayamos dado la vuelta al marcador».