La Junta cuenta con 145 efectivos y 16 quitanieves

E.Carretero
-

El delegado territorial asegura que «estamos preparados para cualquier tipo de contingencia» y destaca la colaboración y coordinación entre administraciones

La Junta cuenta con 145 efectivos y 16 quitanieves

Información, colaboración ciudadana, planificación y actuación coordinada del operativo ante situaciones de riesgo asociadas a fenómenos meteorológicos adversos, en particular nevadas, son los pilares de la campaña invernal que se desarrollará hasta el 30 de abril. Una campaña en la que el operativo de la Junta de Castilla y León estará compuesto por 145 miembros de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, doce almacenes y silos, 16 máquinas quitanieves, siete autobombas y un centro de mando, así como con la presencia de 18 agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil y dos asociaciones de Protección Civil con 446 voluntarios en la provincia de Ávila. Medios que se completan con las dotaciones del Estado, Diputación Provincial y Ayuntamientos que en caso de necesidad actuarán de forma coordinada para reducir el tiempo de atención y respuesta y garantizar una actuación eficaz ante cualquier incidente.
En la importancia de esa coordinación y colaboración en materia de Protección Civil se ahondó en la reunión que este lunes se celebró en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila en la que participaron responsables de las distintas administraciones así como también de las empresas suministradoras de servicios básicos y de las vías de peaje.   
«Estamos preparados para cualquier tipo de contingencia», aseguró el delegado territorial de la Junta en Ávila,  José Francisco Hernández Herrero, que incidió en que «más allá de las competencias hay coordinación y lealtad institucional» así como también en que «el número de efectivos es suficiente para poder garantizar la seguridad de las personas y la vialidad invernal». Pese a todo, el delegado territorial también incidió en la importancia para los ciudadanos de «estar pendiente de los avisos y las alertas» y en «no cometer imprudencias y no poner en peligro la vida y bienes de uno y complementariamente la de los demás», apuntando que uno de los pilares del Plan de Protección Civil de Castilla y León (Plancal) es la transparencia y que durante esas situaciones de riesgo se suministrará «toda la información que podamos en tiempo real».
Explicó igualmente Hernández Herrero que este año se ha actualizado el Plancal en varios aspectos al incorporarse al mismo la Unidad Militar de Emergencias, recurso que hasta ahora no estaba recogido en la Guía de Respuestas del Plancal. Además se ha cambiado la nomenclatura de los grados de emergencia, que ahora se denominan situaciones y no niveles, siendo la situación 2 la de mayor riesgo. Así mismo, se actualizado también sistemas de información incorporando nuevos canales para ser «más eficientes y prestar un mejor servicio al ciudadano».