Por debajo de la media en las 'visitas' al contenedor verde

M.E
-
Por debajo de la media en las ‘visitas’ al contenedor verde - Foto: David Castro

Los datos de Ávila, que se cifran en 12,4 kilos de vidrio reciclado por habitante en 2017, contrastan con la media regional, de casi 20. Castilla y León aumenta la recogida de vidrio el doble que en el país

El reciclaje de vidrio parece que todavía es una asignatura pendiente en la provincia. Así al menos se desprende de los datos de la recogida de vidrio en Castilla y León facilitados desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, los cuales sitúan a Ávila como la segunda provincia por la cola con una menor ratio de reciclado por habitante. En concreto, los abulenses llevaron al contenedor verde, en el que se depositan botellas y tarros, 12,4 kilos de vidrio en el año 2017, una cifra que, sin ser nada despreciable, se queda bastante lejos de la media regional, situada en los 19,9 kilos por vecino y año. El contraste adquiere una mayor dimensión cuando se pone en relación con las provincias más aplicadas en este sentido, Burgos, Palencia y Segovia, las cuales superaron los 20 kilos de vidrio depositados por residente el año pasado, con 24,7, 22,2 y 21,8, respectivamente. Junto a Ávila, en la cola del reciclaje regional en este apartado, se sitúan Salamanca (12,2) y Zamora (13,3 kilos/habitante). Con más de un millar de unidades, la ratio de habitantes por contenedor de vidrio se queda en Ávila en 154, ligeramente por encima de la media regional, de 144, pero inferior a la nacional, de 213. En números absolutos, los abulenses reciclaron en 2017 1.997.110 kilos de vidrio, dentro de las 48.352 toneladas recogidas en el conjunto de Castilla y León y de las 789.235 toneladas del total de España. Y si algo destaca en el informe facilitado por la Junta es el repunte experimentado en la comunidad en esta materia (de la evolución no hay datos por provincias). La recogida de vidrio en Castilla y León se incrementó en el último año más del doble que en el conjunto del país. Las nueve provincias pasaron de recoger algo más de 44.000 toneladas a casi 48.500, un 9,5 % más, mientras que el conjunto de España la subida se quedó en el 4,7 %.