69 millones de gasto y 50 de ingresos en el Ayuntamiento

L.C.S
-

La teniente de alcalde de Hacienda, Ángela García, explica que con la subida del 8,6% el IBI aumentará en 2,5 euros mensuales para una vivienda media de 70.000 euros de valor catastral

69 millones de gasto y 50 de ingresos en el Ayuntamiento

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ávila se enfrenta a la necesidad de tener que cuadrar un presupuesto para el año que viene  que en la primera estimación tiene 69 millones de gastos y 50 de ingresos. Así lo aseguró la teniente de alcalde de Hacienda, Ángela García, quien se refirió también a la subida del 8,6 por ciento del IBI, lo que supondrá, dijo, «un aumento de 2,5 euros mensuales» para una vivienda media de 70.000 euros de valor catastral.
García, que compareció en rueda de prensa junto al portavoz municipal de Por Ávila, José Ramón Budiño, avanzó que de cara a las cuantas municipales de 2020, todavía en elaboración, «el presupuesto de gasto elaborado desde los servicios es de 69 millones y el de ingresos que tenemos planteado sin subvenciones que todavía no están confirmadas y sin la partida de enajenaciones de parcelas que luego no se cumple, es de 50 millones de euros más 1,5 millones del IBI y 2 millones del acuerdo marco, además de subvenciones que puedan llegar pero que no están confirmadas».
Ante este desfase inicial, García  reconoce que «la única forma de incrementar los ingresos propios es subiendo el IBI, además de pedir más ingresos al Estado o a la Junta», mientras que en el apartado del so recortes en los gastos que se antojan imprescindibles, «habrá que sentarse con los servicios para ver los recortes. Ellos marcarán las prioridades en cuanto a los gastos a realizar» con el mensaje claro desde el equipo de gobierno de «mantener los servicios  con la calidad adecuada».
La teniente de alcalde de Hacienda asegura que «nuestro presupuesto será claro y transparente. No meteremos partidas que luego no se cumplan como las enajenaciones. Tendremos que ajustarnos a los ingresos que tengamos», y para ello «el presupuesto de gasto habrá que reducirlo en base a las prioridades sabiendo de todo lo que se quiere hacer qué es prescindible de hacer  este año y qué se puede dejar para otros».
Además, estos ajustes implicarán que «el proyecto de Ávila que tenemos desde Por Ávila vamos a seguir manteniéndolo, pero en vez de realizarlo con la inmediatez que nosotros querríamos, lo vamos a tener que prorrogar en el tiempo».
subida del ibi. Ángela García se refirió también a la subida del IBI del 8,6 por ciento, afirmando que «es la mínima necesaria para el sostenimiento financiero del Ayuntamiento y la prestación de los servicios al a ciudad». La subida, dijo, supone «2,5 euros mensuales más para una vivienda media» y revertirá en 1,5 millones de euros más para unas arcas municipales que tienen que afrontar «unos cuatro millones de euros en facturas pendientes, 30 millones de euros  de deuda financiera y no financiera e inversiones comprometidas como los 900.000 euros de las obras de la nueva piscina cubierta, que no cuenta con financiación».
Además, desde el equipo de gobierno se recunerda que «el ARU de la Cacharra le supondrá al Ayuntamiento un millón de euros y poara la EDUSI «hay que adelantar e invertir antes de 2023 cinco millones de euros, porque si no no llegarían otros 5 millones de Europa. Este año ya se tenía que haber presupuestado y no se ha hecho, lo que supone un retraso importante que implica que el año que viene habrá que presupuestar el doble de la cantidad inicial, alrededor de 2 millones de euros, de ahí también la urgencia de la necesidad de recaudar».
Por último, la teniente de alcalde recordó que aumentan las bonificaciones para pagar el IBI y también para las tasas de la Escuela de Música, que subirán un 15%  para alumnos empadronados, los que supone unos 12 euros al trimestre, y 50% para los no empadronados», buscando el paliar los «400.000 euros de déficit anual que supone esta escuela para el Ayuntamiento».