El obispo de Ávila permanece ingresado y "estable"

Redacción
-

Se cumple una semana del ingreso hospitalario de José María Gil Tamayo, al haber dado positivo en el test del COVID-19

Cuando se cumple una semana del ingreso hospitalario del obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, al haber dado positivo en el test del COVID-19, la oficina de Comunicación del Obispado compartió este viernes una nota de prensa en la que informaba de que el prelado sigue ingresado en planta en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. 
En este centro hospitalario,Gil Tamayo continúa recibiendo allí el tratamiento correspondiente. Y según se recalcaba en el comunicado oficial, «su estado es estable".
«Desde la diócesis queremos agradecer todas las muestras de cariño y cercanía que nos están llegando cada día para nuestro Pastor», continúa el texto. «Seguimos pidiendo a todos una oración por su pronta recuperación, así como la de todos los enfermos. Rezamos también por sus familiares, y por el alma de aquellos que han fallecido a causa de esta pandemia. Y agradecemos vivamente el desvelo de cuantos profesionales sanitarios están entregándose cada día para ayudarnos a superar esta grave crisis sanitaria.
informó él mismo. Conviene recordar que fue el mismo obispo el que la semana pasada hacía público su ingreso en un tuit en su cuenta privada. Horas más tarde, este diario pudo saber que Gil Tamayo había estado con fiebre varios días antes de su ingreso hospitalario.



Las más vistas

Sociedad

Premio a la honradez

La Policía Local entrega 1.700 euros a un ciudadano que los encontró hace dos años y los entregó en la jefatura. Ahora, la ley dice que al no haberlos reclamado nadie son suyos. Les contamos la historia