scorecardresearch

Las familias se internan en las aulas

Ana Agustín
-

El colegio diocesano Asunción de Nuestra Señora pondrá en marcha el próximo 18 de diciembre una experiencia de innovación educativa, 'Family On', con los padres de alumnos

Se trata de un proyecto gracias al cual las familias van a formar parte de las actividades curriculares de una manera directa, en las aulas. El colegio diocesano Asunción de Nuestra Señora ha puesto en marcha esta experiencia en los niveles de Educación Infantil y Primaria y ha llamado a las propuesta educativa Family On.

María Jesús García Lefler, directora del centro, acompañada de Justo Herráez Jiménez, coordinador de Innovación Educativa, y Alberto Mellado, miembro del equipo Family On explican a esta redacción el objetivo de este proyecto que tendrá su desarrollo el próximo día 18 de diciembre.

El objetivo es ensalzar a la comunidad educativa como principal valor. De esta manera, la participación de los padres se hace imprescindible en el hecho educativo y, de este modo, se consigue también la transparencia en la educación de sus hijos. Así lo explica Herráez mientras cuenta cómo va a desarrollarse este planteamiento que se diferencia de otras iniciativas en las que los padres participan en que en esta  oportunidad, el trabajo que realicen en la clase con sus hijos  tendrá valor curricular para los chicos.«Pensando en los tiempos que vivimos de cambios absolutos, nos damos cuenta de que la educación está experimentando un cambio de mentalidad absoluto». Esta primera idea es la que movió al equipo que ha puesto en marcha Family On a seleccionar casi a dos centenares de familias que intervendrán en 10 actividades diferentes con los 800 escolares del centro. Se trata de un riesgo que a este equipo de profesores les ha apetecido afrontar. De tal modo, «queremos que los padres tengan claro lo que se hace en el aula y creemos que genera una mejor convivencia y mejora la inteligencia emocional».

La experiencia comenzó a fraguarse el pasado año cuando estaba a punto de finalizar el curso. De tal modo, el centro propuso un sondeo para conocer cuales eran las inquietudes de los padres y la mayoritaria fue la del medio ambiente. Los profesores implicados en este proyecto han aportado con posterioridad la metodología organizada en grupos de trabajo interactivos. «Cada padre trabajará en el aula con cuatro o cinco niños», apunta Justo, quien añade que la relación intergeneracional se fortalecerá también puesto que han sido muchos los abuelos que formarán parte de este proyecto.

Las actividades serán las mismas aunque adaptadas al nivel educativo en el que se desarrollará. Así con la sostenibilidad y el medio ambiente como hilo conductor, los escolares irán trabajando diferentes áreas a través de talleres interactivos en los que los padres actuarán como dinamizadores. Para ellos, unos días antes, los padres seleccionados en el proyecto recibirán una formación para que conozcan cómo tienen que intervenir en el aula. El proyecto de innovación educativa ha contado con la colaboración de instituciones como el Ayuntamiento o la Diputación.

Esta experiencia se repetirá en marzo y a final de curso.