La Junta de Semana Santa prevé suspensiones

B.M
-

Más allá de los actos de Cuaresma, es pronto para hablar de las procesiones, donde Ernesto Gómez cree que al final «será una decisión nacional»

Coronavirus |La Junta de Semana Santa prevé suspensiones - Foto: David Castro

Las dudas sobre si se celebrará la Semana Santa están más que presentes en la calle. Y no se trata solo de los actos de la Pasión, sino también de toda la actividad de la Cuaresma organizada por parte de la Junta de Semana Santa. 
Por el momento, su presidente, Ernesto Gómez, afirma que hasta ahora lo único que se ha suspendido es la presentación de Semana Santa en Palencia del próximo sábado y el pregón en Madrid de este viernes, en este caso con una decisión tomada por el Hogar de Ávila en la capital de España, siguiendo las recomendaciones de sanidad y con el apoyo desde aquí. Por lo demás, se mantienen el resto de actividades previstas, aunque  también se afirma que «en este momento estamos evaluando todas las posibilidades» y se cree que la tendencia es que «posiblemente se tengan que suspender cosas porque hay que priorizar los temas de salud, aunque nos duela mucho e incluso haya algo de enfado».
El presidente de la Junta de Semana Santa insiste en que se irán tomando las decisiones según lo que vaya sucediendo, con un «contacto permanente y si surgen cosas tomaremos medidas». En este sentido, también hace una distinción entre actos que son «trasladables con facilidad» como puede ser el caso del certamen de bandas, charlas o presentaciones de la Semana Santa, que se «pueden hacer en cualquier época del año» porque «no  plantea demasiado problema cambiarlas», y los actos que no se pueden mover, como sería, pone como ejemplo, «el caso de la procesión de Viernes Santo, que es cuando es».
Esto le lleva a reflexionar sobre qué sucederá con las procesiones y actos que llegan con la Semana Santa, donde Ernesto Gómez cree que «al final la decisión será poco menos que a nivel nacional». Se tomará y será lo que se haga, aunque esto suponga, si se decide la suspensión, que se convierta prácticamente en «la primera vez que suceda, puede haber algún caso durante la guerra pero tan generalizada y por estos motivos sería la primera vez».
Sí que explica que por lo que están viendo ahora, con lo que está ocurriendo y cuando queda menos de un mes para la Semana Santa, «cabe la posibilidad de que la situación se prolongue en el tiempo» y eso parece ser que será lo que determine la decisión final, las medidas que se tienen que tomar y, si así fuera, «dolería a todo el mundo pero no habría otro remedio», insiste sobre una decisión que aún no está tomada y en la que habrá que ver cómo es la evolución.