T-CUE invierte 28 millones y genera 169 en las universidades

SPC
-

La Junta facilita la creación de 254 empresas y la presentación de 500 solicitudes de patentes y marcas con su política para la transferencia del conocimiento universitario a la empresa

La consejera de Educación, Rocío Lucas, posa junto a los ganadores de los premios del Plan T-CUE. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

Los 28 millones invertidos por la Junta desde el año 2008 en la transferencia del conocimiento entre la universidad y la empresa generaron una facturación de 169 millones a las instituciones académicas, además de facilitar la creación de 254 compañías. Las universidades han atendido a 2.500 emprendedores e impulsado la elaboración de 774 planes de negocio, sin olvidar las 500 solicitudes de patentes y marcas en desarrollo industrial.
La consejera de Educación, Rocío Lucas, aprovechó ayer en Valladolid la entrega de los galardones a los investigadores premiados por los certámenes del Plan T-CUE de transferencia del conocimiento entre universidad y empresa para ofrecer estos datos que, a su juicio, demuestran el efecto multiplicador de la inversión. No en vano, el dinero destinado por la Junta se ha sextuplicado con la facturación de las universidades al sector empresarial, en concepto de I+D (investigación y desarrollo) y consultoría. 
Lucas aseguró que el Plan T-CUE es una «oportunidad» para muchos universitarios pero también profesores, becarios y antiguos alumnos porque fomenta la creación de nuevas empresas. La consejera recordó que la investigación y la docencia han sido tradicionalmente los dos pilares de la universidad, aunque hay un tercero como la transferencia del conocimiento. Además, subrayó que es un «elemento fundamental» para retener el talento.
Los concursos ‘Iniciativa Campus Emprendedor’ y ‘Desafío Universidad-Empresa’, coordinados por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores,  reconocieron 11 universidades, según informa Ical.
En ‘proyecto empresarial’ resultaron ganadores Ramiro Sánchez y Rubén Martín (USAL), con un proyecto denominado ‘Exoesqueleto InMyHand’. El segundo premio fue para el proyecto ‘Ego Genomics’, de Luis Francisco Lorenzo, Laura Clavaín, Rubén Fernández y José Andrés Lorenzo, investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer (CSIC-USAL). El tercer premio fue para Mario Martínez y Javier González (UVA) y el cuarto para Vega Villar (ULE).
En ‘Idea Innovadora de Negocio’, el primer premio lo ganó el equipo de Ignacio de Godos, María Daphne Hermosilla, Antonio M. Gascó y Víctor Alonso, investigadores en el campus de Soria de la UVA. En segundo lugar quedó Alejandro González (ULE) y en el tercero el equipo formado por Diego Vergara y Jorge Muñoz, de la Católica de Ávila.

Desafíos para proyectos de I+D+i
Con una dotación en premios de 45.000 euros, el concurso ‘Desafío Universidad-Empresa’ está dirigido a investigadores universitarios y empresas con interés en proyectos conjuntos de I+D+i.
Javier Prieto (USAL) ganó el primer premio con el proyecto ‘Datalog_all-one’ sobre un nuevo dispositivo para la gestión y control de instalaciones e infraestructuras de placas fotovoltaicas demandado por la empresa Proyecta Renovables Control, de Ávila.
El proyecto ‘Nitrodigest 2019’ de Victorino Díez (UBU) obtuvo el segundo premio para desarrollar un tratamiento de residuos procedentes de la industria agroalimentaria. La iniciativa será realizada en colaboración con Biogasnalia. 
Samuel Álvarez (ULE) consiguió el tercer premio por el proyecto ‘Lab-MicroComp’, que planteó la compañía J.D. Catalán.
El premio especial ‘Nuevos Emprendedores’ lo recibió ‘DMLS’ de  José María Pastor (UVA).
Por último, el proyecto ‘ALZi’,  de Isaías García (ULE) obtuvo un accésit para desarrollar una aplicación para pacientes de alzheimer.



Las más vistas