Las empresas con web repuntan pero solo el 20% vende online

David Alonso
-

Un estudio revela que las compañías de la Comunidad, especialmente las micropymes, se sitúan por debajo de la media española en cuanto a utilización y acceso a las nuevas tecnologías de la información

Las empresas con web repuntan pero solo el 20% vende online - Foto: Tevarak Phanduang

En ocasiones por voluntad propia y en otras forzadas por el devenir de los acontecimientos, lo cierto es que las empresas de Castilla y León cada vez son más conscientes de la importancia de tener una página web. En una economía plenamente digital y con el comercio tradicional perdido en medio de la tormenta, las firmas se agarran al e-commerce como una forma de seguir nadando. Concretamente, el ochenta por ciento de las empresas de diez o más empleados de Castilla y León tiene en funcionamiento una página web, lo que supone casi 10 puntos más que en 2012, según se desprende del III Observatorio de Economía Digital de Castilla y León elaborado por el Colegio de Economistas de Valladolid. Sin embargo, este alto porcentaje de empresas con visibilidad online no se traduce en ventas directas, ya que apenas el 19 por ciento de las firmas realiza pedidos o reservas online. 

Otro de los «termómetros» que utiliza el estudio para valorar la realidad digital de las empresas de Castilla y León es el número de dominios de internet ‘.es’ registrados desde la Comunidad. Actualmente hay más de 71.000, un 5,19 por ciento más que en 2018, pero todavía sigue siendo una cantidad irrelevante dentro de los casi dos millones de dominios ‘.es’ existentes en España. 

«La digitalización es fundamental para contrarrestar el impacto negativo en una región con un alto grado de dispersión», reconoce el decano y presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Juan de Carlos De Margarida, que asegura que la digitalización contribuye a incrementar la productividad de las empresas, hasta el punto de que «su implantación en el tejido empresarial podría tener un impacto de hasta el 2,1% anual en el PIB de Castilla y León hasta el 2030».

Un impulso de la digitalización para la que, sin duda, es necesario que las empresas apuesten por contar en sus equipos con especialistas en tecnologías de la información y la comunicación. Pero la realidad castellano y leonesa evidencia que las firmas autonómicas siguen evitando la inclusión de estos perfiles, toda vez que solo el 14% de las sociedades de diez o más empleados cuentan con trabajadores expertos en las TIC. 

En cuanto a los sectores que más apuestan por estas competencias entre sus trabajadores, el sector servicios de la Comunidad es el más aplicado, con casi el 20% de empresas con este tipo de perfiles. Una cifra cinco veces superior al sector de la construcción, donde solo el 4% tiene trabajadores expertos en las TIC.

Un puesto que se vuelve prácticamente irrelevante entre las micropymes –menos de 10 empleados–, donde apenas el 2% cuenta con este tipo de perfiles entre sus filas.

«No perder el tren»

Frente a estos datos, De Margarida insiste que la incorporación de procesos relacionados con la digitalización en las empresas es un factor clave para «no perder el tren de la competitividad», situación que se ve más agravada en sectores estratégicos como la industria, el turismo o la construcción, donde la falta de transformación digital supera el 51 por ciento. 

El acceso a internet de alta velocidad, la potenciación de la conectividad, la implantación de las TICs, o la formación en competencias digitales son algunas de las recomendaciones expuestas por el decano-presidente para que Castilla y León evolucione «hacia un nuevo modelo de crecimiento económico que posibilite crear empleo y riqueza».



Las más vistas