Las tormentas dejan 18 litros en apenas dos horas en Ávila

Mayte Rodríguez
-

Tanto los efectivos del Parque de Bomberos como la Policía Local tuvieron que intervenir para minimizar el impacto de la lluvia en determinados puntos, los habituales en estos casos

Las tormentas dejan 18 litros en apenas dos horas en Ávila

Con la ciudad de Ávila en situación de emergencia por la sequía y con reservas de agua tan solo para dos meses, la abundante lluvia caída en la tarde de este domingo en forma de tormentas cayó como agua de mayo en pleno mes de septiembre. Hasta las ocho y media de la tarde se habían registrado 21 litros por metro cuadrado, según los datos contabilizados por la Agencia Estatal de Meteorología. De esta cantidad total, 3,2 litros por metro cuadrado cayeron alrededor de las seis de la madrugada. El grueso, por tanto, de la precipitación en forma de lluvia recogida ayer en la capital abulense se produjo a lo largo de la tarde, en las sucesivas tormentas que fueron produciéndose desde las seis y media aproximadamente, contabilizándose a partir de esa hora y hasta las ocho y media cerca de 18 litros por metro cuadrado, según figura en los registros horarios publicados por Aemet. Tal cantidad de lluvia en apenas dos horas provocó los habituales problemas de acumulación de agua en la calzada en puntos habituales, lo que dio lugar a algunas dificultades de tráfico. Precisamente para tratar de solventarlas fue necesaria la intervención de cinco patrullas de la Policía Local y dos dotaciones del Parque de Bomberos de Ávila.

En puntos en los que es cada vez que llueve se producen embolsamientos de agua en la calzada, como el Puente de la Estación y la rotonda de la Nissan fueron instalados conos precisamente para evitar el paso de vehículos por los carriles en los que se acumulaba más cantidad de agua, mientras en la avenida Juan Pablo II a la altura de Pronisa alrededor de las nueve de la noche se acumulaba una gran balsa de agua sin que a esa hora se hubiera tomado allí ninguna medida de precaución, si bien la vigilancia de ese punto permanecía activa por parte de los agentes, igual que en el cauce del río Chico. También se produjeron intervenciones en el Puente Adaja, el entorno de la Escuela de Policía, la zona del Pinar, el Camino del Gansino y la avenida Agustín Rodríguez Sahagún. Alrededor de las nueve y veinte de la noche la situación se normalizaba, quedando únicamente la señalización de un socavón en la confluencia de la calle Vereda de las Mozas y Agustín Rodríguez Sahagún, por lo que desde el Ayuntamiento se pedía precaución al circular por la zona.


Las más vistas