scorecardresearch

«Maurice Ravel es mucho más que su celebérrimo Bolero"

D.C
-

El ciclo 'Contando la música', impartido por José Luis López-Antón, director de la OSAV, se acercó este lunes al compositor galo y a la música francesa de su época

«Maurice Ravel es mucho más que su celebérrimo Bolero" - Foto: Isabel García

El célebre compositor galo Maurice Ravel, y por extensión la música francesa de su época, fueron los protagonistas ayer del ciclo de conferencias ‘Contando la música’, organizado por el Ayuntamiento de Ávila e impartido por el director titular y artístico de la Orquesta Sinfónica de Ávila, José Luis López-Antón con el objetivo de acercar ese arte universal al público abulense de forma «lúdica y sencilla».

Maurice Ravel, aseguró López-Antón, «es mucho más que el Bolero, su obra celebérrima, que él crea en su penúltima etapa compositiva y vital; esa conocidísima pieza es una obra inspirada en una danza andaluza del bolero, pero en conjunto Ravel tiene una producción fantástica, desde sus últimas obras como son los dos conciertos para piano o el Concierto para la mano izquierda, que dedicó a un compositor y pianista amigo suyo, Paul Wittgenstein,  que perdió la mano derecha a raíz de heridas de guerra. El mismo Ravel quiso participar en la I Guerra Mundial pero se le descartó por su altura».

Destacó también el ponente otras obras de Ravel como la Pavana para una infanta difunta, «conocidísima obra para piano que tocan los grandes melómanos que se inician en este instrumento porque técnicamente es un poco asequible a pesar de que tiene una gran dificultad musical», y otras el ciclo de piezas infantiles Ma mére l’Oye.

Aseguró López-Antón que Ravel fue «uno de los grandes compositores franceses del siglo XX, y junto con Debussy encarna lo que fue el movimiento impresionista en la música, que fue una evolución y ruptura con lo que había sido el romanticismo y el postrromanticismo. La música francesa tomó este camino influenciándose mucho por mundo exóticos, ya que tanto Debussy como Ravel se quedaron impresionados por las músicas orientales que fueron a la Exposición Universal de París de 1889».

Además, añadió el ponente, la música de Ravel «es accesible a todos los públicos para ser música del siglo XX, porque hay otras estéticas como el impresionismo que puede ser de más difícil acceso, pero la suya es de una gran vivacidad a través de la orquestación, y en ese sentido puede ser recomendable para todos los gustos y todos los públicos; está bien iniciar el otoño con los mágicos colores de Ravel».

Durante la hora aproximada que duró la charla, López-Antón siguió la tónica habitual de este programa de charlas, que «es acercar la música clásica al gran público, eliminando un poco la barrera que a veces tiene de elitista y de incomprensible en algunas cuestiones, e intentando humanizar a los compositores tratando un poco lo que son sus biografías y todas las vivencias que hayan podido tener en el plano personal, y luego desgajando lo que ha sido su producción artística viendo el corpus de obras y con ejemplos con grabaciones de su música, de las que yo intento explicar qué significa cada una de esas piezas».

El ciclo, que se inició el día 7 de mayo y ha ofrecido después otra media decena de charlas, se completará con otras cinco conferencias antes de que acabe el año (en el Episcopio, a partir de las 19,00 horas), la siguiente de las cuales tendrá lugar el día 18 de octubre y dedicará a ‘Las vanguardias y la música del siglo XX’.