Las urbes medianas tendrán más riqueza que grandes y pueblos

SPC
-

El Comisionado para el Reto Demográfico, Ignacio Molina, asegura que los grandes núcleos de población tendrán "severos problemas para mantener su calidad de vida, al igual que los pueblos, afectados por la despoblación y el envejecimiento"

Molina: "Las ciudades medianas tendrán más oportunidades"

El director de la Oficina del Comisionado para el Reto Demográfico, Ignacio Molina, aseguró hoy en Palencia que las ciudades intermedias tendrán "más oportunidades y riqueza" que las grandes urbes y el medio rural en un horizonte a corto y medio plazo. Aseveró que los grandes núcleos de población tendrán "severos problemas para mantener su calidad de vida, al igual que los pueblos, afectados por la despoblación y el envejecimiento".

Molina participó en la XIX edición del Encuentro Internacional de Ciudades Intermedias, celebrado en la Casa Junco de Palencia, al que asistieron ponentes de nueves países diferentes con un total de 20 participantes y 110 asistentes.

Allí explicó que la definición de este tipo de poblaciones intermedias "varía mucho según unos países u otros pero, en el ámbito europeo, se enmarcan en cifras entre 50.000 y 150.000 habitantes". De esta manera se convierten en un "elemento fundamental para la vertebración del territorio", ya que a diferencia del resto, "su funcionalidad y mallado las permiten definir un territorio de una forma más funcional y rica".

En muchas ocasiones todas las miradas y la preocupación se dirige a los grandes y pequeños núcleos de población, pero las ciudades intermedias "pasan desapercibidas porque parece que no necesitan nada, pero no es verdad". "Los territorios tienen que tener políticas para todos los niveles y es muy importante definir esa red de ciudades intermedias", subrayó.

En el caso de Castilla y León, se convierte en un posicionamiento "fundamental, donde todas las capitales de provincia de la Comunidad son ciudades medias, pero juntas se transforman en una red que superan el millón de habitantes", afirmó. De este modo, por sí solas "no podrían competir con ciudades como Madrid y Barcelona pero, en red, pasan a ser un gran nodo urbano en la región".

Respecto a su funcionalidad, destacó la prestación de servicios de calidad, ya que "hay muchas actividades que no tienen que estar en las grandes urbes", ese es el motivo por el que las capitales de provincia de población media "son ciudades ricas en cuanto a su diversidad", apuntó. 

En segundo lugar, Molina puntualizó su importancia como "nodos de producción y logística", dado que "hay actividad industrial que tiene que salir de la gran ciudad porque no tiene sentido que siga residiendo en ella, sin embargo, tienen hueco en las zonas intermedias, al estar vinculadas con los recursos territoriales".

Experiencia de Latinoamérica

El coordinador académico de los Encuentros Internacionales y del Cepad-Bolivia, Carlos Hugo Molina, explicó que buscan "compartir las diferentes experiencias que se están produciendo en diferentes países con la pérdida de la población en el área rural y su concentración en las zonas urbanas". Por ello, se quiere aprovechar "la experiencia española y de la Comunidad sobre la 'España vaciada', al ser necesario su estudio desde Latinoamérica para ver que respuestas se pueden dar a partir de unas realidades concretas", anunció.

El bono demográfico afecta a la mayoría de países de Latinoamérica, donde "el 60 por ciento de la población es inferior a los 35 años, lo que significa una oportunidad en materia de desarrollo y calidad de vida", pero también una "ausencia de oportunidades y servicios básicos, con el abandono de las áreas rurales", afirmó. Tal es así que, "las grandes capitales, como Montevideo o Lima, albergan casi un tercio de la población nacional, por lo que provoca una urgencia de respuesta", reconoció el coordinador académico.

Carlos Hugo Molina instó a realizar "un cambio en las políticas públicas aprobadas para retener la población o llenar las zonas despobladas". Desde el punto de vista técnico, la llegada de inmigrantes es "la única manera para replobar ciertas zonas", subrayó. Además, recordó que las políticas públicas deben adpatarse, pero campañas de incentivos a la natalidad en países donde el promedio de las mujeres rurales es de 55 años no son efectivas", apostilló.