scorecardresearch

La facturación de las empresas cayó un 11% en 2020

SPC
-

Un informe de Unicaja Banco revela que al inicio del primer año de la pandemia desarrollaban su actividad en Castilla y León 160.199 empresas, 1.208 menos que en el ejercicio anterior

Imagen de un comercio de Burgos cerrado durante las restricciones contra la pandemia de la covid-19. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El impacto de la pandemia del coronavirus en la actividad económica ha sido notorio y los expertos comienzan a ponerle cifras a lo ocurrido durante los casi dos años que lleva la covid-19 inmersa en la sociedad. Unicaja Banco han sido los últimos en poner negro sobre blanco el daño que el sistema productivo ha sufrido, y revela que las ventas de las empresas cayeron un 10,8 por ciento en Castilla y León en 2020, primer año de la pandemia, cinco décimas menos que la media nacional. Un descenso impulsado por el sector servicios (-16,4 por ciento), y el comercio (-11,1%), dos tejidos productivos que se vieron dañados por las restricciones que se aprobaron durante los primeros compases de la pandemia. Así se constata en el informe 'Análisis Económico-Financiero de la Empresa de Castilla y León 2021', que señala que al inicio de 2020 desarrollaban su actividad en Castilla y León 160.199 empresas, 1.208 menos que en el ejercicio anterior, lo que supone un descenso del 0,7 por ciento en términos relativos.Con esto, la densidad empresarial por cada mil habitantes alcanzó en Castilla y León un valor de 66,9, mostrando un incremento de 1,7 con relación a 2015.

En lo que concierne a su estructura por tamaños, el tejido productivo autonómico sigue copado por las micropymes, y las empresas sin asalariados representan el 55,1 por ciento del total; las de 1 a 9 trabajadores, el 41 por ciento; las de 10 a 99, el 3,7; y las de 100 o más, solo el 0,2 por ciento del total. No obstante, desde 2015 aumentaron las empresas en los tramos de más de 100 trabajadores (18,9 por ciento), de 10 a 99 (8,9 por ciento) y sin asalariados (1,2), mientras que disminuyeron para el grupo de 1 a 9 trabajadores (3,7 por ciento).

Por sectores de actividad, las empresas dedicadas al comercio, hostelería y transporte concentran el 38,9 por ciento del total, las del resto de servicios el 39,6 por ciento, las de construcción, el 14,3 por ciento, y las del sector industrial, el 7,2. En relación con 2015, las empresas de servicios no vinculadas al comercio crecieron un 10,2 por ciento, reduciéndose las de comercio, hostelería y transporte un 7,6 por ciento, las del sector construcción un 5,8 y las industriales, un 0,6 por ciento.

La facturación de las empresas cayó un 11% en 2020La facturación de las empresas cayó un 11% en 2020 - Foto: FS ICALPor otra parte, en 2020 se constituyeron en Castilla y León 2.188 sociedades mercantiles, lo que representa el 2,8 por ciento del total nacional. Asimismo, se disolvieron 937 sociedades (4,6% del conjunto de España), de las que el 7,7% derivó de operaciones de fusión.

Inversión y financiación

El  informe también hace referencia a las cifras consolidadas de 2019, donde la inversión empresarial en Castilla y León aumentó un 4,4 por ciento (3,4 en España), sustentada en un crecimiento más elevado del activo no corriente (5,2%) que del corriente (3,4), constatándose un mayor repunte de la inversión total en la agricultura (6,3 por ciento). En cuanto a la financiación, los recursos propios se incrementaron un 8,1%, mientras que, para los ajenos, el crecimiento de los pasivos a corto plazo fue del 2,4% frente al descenso de los pasivos no corrientes, que bajaron un uno por ciento. Atendiendo a su origen, la financiación de las entidades de crédito aumentó a corto plazo (3,8%) y se redujo a largo (-0,7%), mientras que aumentaron la deuda corriente con empresas de grupo (3,3%) y los acreedores comerciales (1,3).

2.622 sociedades alcanzan la excelencia

El informe de Unicaja Banco también identifica durante el período 2016-2019 en Castilla y León 2.622 sociedades que cumplen los criterios de excelencia, de las que 1.130 empresas son catalogadas como 'Líderes' (aquellas que han alcanzado un volumen de recursos generados superior a 500.000 euros), 796 como 'Gacelas' (en los cuatro últimos ejercicios han logrado un crecimiento continuado de las ventas) y 696 de 'Alta rentabilidad' (han alcanzado un nivel de rentabilidad

económica superior al 25%, y no inferior al 15%). Atendiendo a la distribución sectorial del conjunto de las empresas de excelencia, destaca el mayor peso de las empresas de servicios no comerciales (cuatro de cada diez), por delante de las de la industria (26,9%), el sector comercio (18,1), la construcción (11,9%) y la agricultura (4,4%). Por tipologías, en las 'Líderes' es más elevado el peso de la industria (42,2%) y de los servicios distintos al comercio (30,6); en las 'Gacelas', los servicios (37,6), seguido del comercio (22,4); y en la 'Alta rentabilidad', las empresas de servicios no comerciales aportan el 53%.