Entrega de más de 6.000 viseras protectoras

B.M
-

Esta labor, que une a 142 miembros a través de telegram, ayuda a hacer el reparto por toda la provincia, siempre, quieren dejar claro, de forma gratuita

Entrega de más de 6.000 viseras protectoras

El grupo de voluntarios coordinados por Enrique González, que es parte del grupo Tidop en la Politécnica, y que se organiza a través de telegram ya ha entregado más de 6.000 viseras protectoras con un trabajo que mantienen de forma continua y que sirve para cubrir toda la provincia, aunque ya ha habido entregas incluso fuera de las fronteras de Ávila.
Este grupo cuenta con 142 miembros, aunque son en torno a 70 los que se dedican a imprimir con las impresoras 3D, cada uno en su casa, y fabricando el soporte de las viseras que después se completan con una pantalla de acetato y una goma para sujetarlas en la cabeza. El resultado de su trabajo es lo que después se utiliza como medio de protección.
El propio coordinador trabaja con dos impresoras, una personal y otra cedida por la Escuela Politécnica, a través del grupo Tidop, lo que se le lleva a multiplicar por tres la producción. Y no es la única implicación d esta escuela puesto que el coordinador en la provincia de Segovia también es estudiante de este centro. Es más, se está trabajando para que las impresoras 3D que iban a llegar a la escuela a futuro se puedan comprar y tener ya, agilizando el proceso y así poder colaborando. Serán nuevos pasos dentro de un grupo que cuenta con muchas personas individuales (hay ingenieros, profesores, estudiantes...) y empresas que, o bien fabrican, o ayudan con las importantes donaciones de material que tan necesarias son para poder seguir entregando estas viseras.
Todos ellos son parte del trabajo que ha logrado la entrega de esas más de 6.000 viseras, de modo que «la provincia de Ávila está cubierta», salvo en casos de los que ellos no tengan conocimiento. Y para ello se cuenta con colaboraciones en lugares, entre otros, como El Barco de Ávila, Arévalo, Las Navas del Marqués, Cebreros o El Tiemblo.
Lo que sí quieren dejar claro es que en su caso la entrega es «siempre gratuita». Lo dicen porque hay gente que llama dispuestos a comprar pero no es así como ellos trabajan porque su labor es altruista y quieren dejar claro que «todo está limpio» como se podrá ver también cuando toda esta crisis sanitaria pase. Sí que se ha procedido a adquirir elementos necesarios pero es algo que no va ligado a la entrega de los elementos de protección. Unos elementos que también se han entregado en el hospital de forma individual a los trabajadores y se ha llegado de forma puntual al Clínico de Valladolid o al 12 de Octubre o el Gregorio Marañón en Madrid pero «siempre priorizando cubrir la provincia de  Ávila y, a partir de ahí mandar» siempre en contacto con los grupos que operan desde otros lugares.
Por el momento han alcanzado un buen ritmo de producción y no les han faltado materiales también gracias a quienes no les quieren cobrar y les sirven materiales.