El Cristo ilumina Burgohondo

M.R.
-

La misa y la procesión fueron los actos centrales del día grande de las fiestas, en el que tampoco faltó una doble cita taurina

El Cristo ilumina Burgohondo

El Cristo de la Luz se reafirmó en su advocación y regaló al municipio de Burgohondo una mañana soleada y luminosa, asegurando la celebración de la tradicional procesión después de la solemne eucaristía en su honor. Ambos actos de carácter religioso protagonizaron la mañana del día grande de las fiestas del municipio, que pese a ser un fin de semana con ambiente otoñal en buena parte de la provincia, allí han podido disfrutar de sus fiestas sin que la lluvia lo haya impedido, aunque en el festejo taurino de la tarde sí hizo acto de presencia.
La devoción y el fervor que los burgohondeños profesan al Santísimo Cristo de la Luz quedó patente en la multitudinaria procesión que, bajo un cielo azul, recorrió las calles de la localidad este domingo. Ya la noche anterior fueron también numerosas las personas que no faltaron a la tradicional cita que representa la ronda al Cristo en la plaza de la abadía, donde la rondalla interpretó los temas del cancionero popular ante la sagrada imagen.
La misa, la procesión y la ronda son las tres citas religiosas por antonomasia de las fiesta de Burgohondo en honor al Cristo de la Luz, en las que las verbenas cobran también un protagonismo destacado. Así por ejemplo, anoche fue la orquesta Kronos la encargada de poner música a la verbena, mientras que el sábado corrió a cargo de Nebraska. Ayer domingo, tras finalizar la procesión también hubo momento musical, en esta ocasión a cargo de la charanga Los Temblones, junto a la que el público asistente pasó un rato agradable. 
Por la tarde, se lidiaron cinco novillos que protagonizaron el encierro que tuvo lugar por la mañana. Fue una novillada sin picadores de la que a buen seguro disfrutaron los aficionados a la fiesta nacional, que este lunes tienen también una doble cita taurina: encierro a partir de las once de la mañana y, ya por la tarde, festival taurino con picadores. Las fiestas de Burgohondo no terminan hasta el miércoles, día en el que se pondrá el broche de oro con la degustación de la carne de las reses lidiadas. 
De hecho, también el martes habrá festejos taurinos: encierro por la mañana y festejo de rejones por la tarde. Este lunes uno de los momentos estelares de las fiestas será el concierto que ofrecerán Los Chunguitos a partir de las once de la noche.