El PP defiende una "revolución fiscal"

M.E
-

Alicia García lamenta los resultados nacionales de la EPA y reconoce los «datos positivos» de Ávila, aunque achaca éstos últimos a la estabilidad de la Comunidad y a las políticas regionales

El PP defiende una "revolución fiscal"

El Partido Popular apuesta por la bajada de impuestos con una «revolución fiscal» frente al «infierno fiscal» del PSOE, todo ello para «que los ciudadanos tengan más dinero en los bolsillos» y se pueda «atajar la desaceleración y una previsible recesión». La cabeza de lista de la provincia del PP al Congreso de los Diputados, Alicia García, arremetió este viernes contra la política económica del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y lamentó los datos globales de la Encuesta de Población Activa (EPA) que salieron el jueves, los cuales a su juicio «evidencian que la política social de Sánchez es un freno a la creación de empleo de España».
En relación a los resultados de la EPA de Castilla y León y de Ávila, donde los parados descendieron en 5.400 y en 1.200, respectivamente, reconoció que son «positivos», aunque abogó por «no caer en la autocomplaciencia» porque «los tambores de desaceleración siempre están ahí». Además, achacó la «cierta mejoría» registrada en Ávila en relación a otros territorios al hecho de que existe un «Gobierno estable en la Comunidad que está llevando a cabo programas y financiación para la contratación de personas y que está incentivando la economía con la bajada de impuestos, los planes de empleo local o el turismo». 
En este sentido, subrayó que «lo preocupante son los datos globales, que no se esté creando empleo como hace un año y que haya una ralentización de la economía». Y es que, señaló, los datos nacionales de la EPAson «los peores desde 2013. El desempleo desciende diez veces menos que el año pasado, 3 de cada 4 empleos son temporales y 30.700 autónomos han cerrado sus negocios», lamentó la candidata, quien aseguró que en este escenario Sánchez «ha planteado en Bruselas una masiva subida de impuestos y un crecimiento de gasto inasumible». Frente a ello, remarcó, «en el PPproponemos lo contrario, la bajada de impuestos», con reducción en el de sociedades y en el IRPF, supresión del de sucesiones, donaciones y el de actos jurídicos documentados si es la primera vivienda y blindando el ahorro «dejando exentas las rentas tras la jubilación». 
Juan Pablo Martín tomó la palabra para criticar la inacción del Gobierno de Sánchez en reformas y leyes, al subrayar que las responsabilidades políticas lo son «por acción y por omisión». El 10-N «nos jugamos salir de una situación de bloqueo que refleja la incapacidad del Gobierno de dar respuesta a los problemas de los ciudadanos», remarcó.


Las más vistas