Novela histórica o entre la ficción y la realidad

B.M
-
Novela histórica o entre la ficción y la realidad - Foto: David Castro

Jesús Sánchez Adalid abrió un ciclo de conferencias que llega con la asociación Escritores con la Historia. La inauguración contó con Antonio Pérez Henares y Sonsoles Sánchez-Reyes

Si alguien quiere conocer el secreto para escribir una novela histórica, uno de sus autores, Jesús Sánchez Adalid, da la clave: «Hay que ser honesto, fiel a las fuentes y permitirse licencias que no deterioren el mensaje histórico pero sin ser un libro de historia. En el juego entre la ficción y la realidad está el misterio de una buena novela histórica».
Con esas palabras describía Sánchez Adalid las claves de la novela histórica, un género que protagoniza hasta el domingo un ciclo de conferencias que llegan de la mano de la asociación Escritores con la Historia. 
Este autor fue el primer invitado al ciclo con la conferencia ‘El mayor dolor de Teresa’, una charla con la que pretendía hablar de este tipo de novela en general pero centrándose también en su libro ‘Y de repente, Teresa’, la novela oficial del V Centenario y que abordó en su momento una temática desconocida como es la relación entre Santa Teresa y la Inquisición.
Reconoció el interés que la novela histórica está despertando en España que «está descubriendo su historia», lo compleja que puede resultar y a cuyos personajes, periodos y acontecimientos se puede acercar con estas novelas que indagan en la intrahistoria y que además se está reflejando en un fenómeno como es el turismo de interior el ciudades históricas.
Para estas I Jornadas de Novela Histórica ‘Ávila, paseo por la historia, la mística y la Muralla’ se contó con la introducción que llegó a cargo de Antonio Pérez Henares, presidente de la asociación organizadora, además de periodista y novelista, y Sonsoles Sánchez-Reyes, teniente de alcalde de Cultura.
Comentó Pérez Henares antes de comenzar el acto que Ávila se ha convertido en un referente literario al que ahora se suman estas jornadas en las que se han querido introducir varios elementos que están «en el alma de Ávila» como son su Muralla y sus caballeros pero sin dejar al margen la mística y la lírica, con la Edad Media o el Renacimiento. Y se hace con la intención de ser «plurales y abarcar todo el espacio lírico literario místico guerrero que podamos».
Y para las jornadas se buscó Ávila porque «hay ciudades que están pidiendo una semana de novela histórica y que continúe en el tiempo».
De esa continuidad habló Sonsoles Sánchez-Reyes, que  también destacó el «lujo» de contar con «algunos de los mejores nombres en la novela histórica española actual» en este ciclo de conferencias. «Lo que quieren los autores es que sus obras sean leídas», señaló la representante municipal, que se refirió a los nueve escritores que estarán presentes estos días para aportar su visión respecto a la novela histórica, un género que cada vez tiene «más auge» y que une los elementos de «la memoria y la fábula, la historia con la invención o interpretación» y eso «nuestra ciudad lo entiende perfectamente» como «parte de la identidad de la gente», señaló.