Aislados, pero conectados

M.E
-

La residencia Virgen de Valsordo, en Cebreros, participa en una iniciativa solidaria estatal para que los usuarios puedan comunicarse con sus seres queridos gracias a la donación de tablets

Aislados, pero conectados

Aislados para tratar de impedir que el coronavirus les ponga en peligro, pero en contacto con sus familiares por llamadas y videollamadas y, gracias a una iniciativa estatal, más conectados si cabe. Así se encuentran los alrededor de cuarenta usuarios de la residencia Virgen de Valsordo de Cebreros, el único centro de la provincia que participa en el programa Conectad@s, puesto en marcha por Ineco, la ingeniería del Grupo MITMA (Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana), y del que se beneficiarán 86 residencias de todo el territorio nacional. Más de 6.000 mayores, aislados en estos momentos por las restricciones de movilidad, podrán comunicarse con sus seres queridos gracias a la donación de tablets por parte de la empresa. Una iniciativa que, subrayan, ha sido posible también gracias al esfuerzo y el compromiso de los profesionales de Ineco que, con sus aportaciones, han logrado duplicar el número de tablets financiadas por la empresa. 
Según se explica desde el Ministerio, cada dispositivo móvil donado contará con un padrino o madrina de la compañía que ejercerá de voluntario para enseñar y colaborar en remoto en el uso de la aplicación de videoconferencia.
Gracias a la campaña lanzada en redes sociales y en la página web de la compañía el 25 de marzo, con un periodo de inscripción abierto hasta el día 31, se ha conseguido llegar con esta iniciativa al conjunto del Estado, cubriendo finalmente el 100% de las solicitudes formuladas.
A través de este proyecto, Ineco destaca que ha intentado aportar su granito de arena en la lucha contra la soledad en tiempos de cuarentena por el COVID-19, esperando que esta iniciativa facilite a los mayores y a sus familiares mantenerse en permanente comunicación.