Sindicatos y Cecale firman 11 de los 80 convenios pendientes

Ical
-
Faustino Temprano (c), Vicente Andrés y Santiago Aparicio (d), responsables autonómicos de UGT, CCOO y Cecale. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

CCOO y UGT denuncian la "lentitud" de las mesas, aunque reconocen un aumento de los porcentajes de mejora de las retribuciones y exigen avances sociales en convenio

La Negociación Colectiva en Castilla y León avanza lenta este 2019 y los incrementos salariales siguen sin cumplir las expectativas. CCOO y UGT denunciaron que cinco meses de negociación sólo han permitido cerrar once de los 80 convenios colectivos pendientes en Castilla y León para el año 2019. Eso si, reconocieron mejoras en los porcentajes de subidas salariales respecto a otros ejercicios, ya que la media ponderada se sitúa en el 1,99 por ciento, casi en la parte baja de la horquilla marcada entre el dos y el tres por ciento incluida en el Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC).

Los datos facilitados a Ical, por CCOO, reflejan que los acuerdos firmados beneficiarán a 28.618 trabajadores, de un total de 124.223 que tenían pendiente de negociación su cobertura por convenio. A éstos, habría que sumar 124 trabajadores más que han logrado cobertura con la firma de un nuevo convenio en Ávila, en concreto, del sector de Clínicas Dentales.

Cabe recordar que del total de convenios a negociar este año, finalizaba la vigencia de 45 el año pasado y tenían que renovarse este ejercicio, y otros 35 se arrastraron de la negociación fallida de ejercicios anteriores. En estos momentos, quedan pendientes tras las negociaciones a lo largo del año, 42 convenios con caducidad en 2018, para 64.539 empleados; y 27 de ejercicios anteriores, para 31.066. Es decir, 69 para 95.605 trabajadores.

Por provincias, el mayor número de acuerdos suscritos hasta la fecha se registra en León, con tres para 13.014 trabajadores, de los once para 21.019 previstos a negociar para 2019. Asimismo, en Burgos se han suscrito dos (3.700 trabajadores) y en Segovia otros tantos (1.570), provincias en las que estaban pendientes diez convenios para 13.250 trabajadores en 2019; y siete para 9.914, respectivamente. Además, en Zamora se ha firmado uno para 2.821 empleados, de los diez pendientes este año, para 7.200 trabajadores. Para completar el mapa provincial hay que sumar otros tres convenios interprovinciales suscritos, para 7.513 asalariados, de los siete previstos para este ejercicio, para 14.384.

Cabe destacar que en Palencia, Salamanca, Soria y Valladolid no se ha suscrito ninguno aún. En la provincia de Palencia siguen así pendientes cuatro para 1.357 trabajadores; en Salamanca y Soria, seis, en ambos casos, para 4.964 y 5.970 asalariados, respectivamente; y en Valladolid, once, para 42.874 trabajadores.

Fernando Fraile lamentó que la Negociación Colectiva en Castilla y León “sigue yendo muy lenta” y los empresarios siguen “incumpliendo el IV AENC de forma general”, cuando el gran reto sigue siendo acabar con la precariedad y repartir la riqueza, elevando los salarios.

En este sentido, Fraile advirtió de que la situación no cambiará hasta que no se deroguen las dos últimas reformas laborales y se reequilibren de nuevo las fuerzas entre trabajadores y empresarios. El secretario de CCOO constató que la patronal “sigue estando cómoda en la reforma” y exigió que se impulsen más los salarios, para que los trabajadores puedan participar de los beneficios y se pueda recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis.

Con todo, afirmó que los incrementos salariales están siendo superiores a los de otros años y la media ponderada está en el borde del cumplimiento del AENC, con un 1,99 por ciento. Eso si, aseguró que la mayor parte se está pactando por encima del dos por ciento, aunque en la inclusión de las cláusulas de revisión salarial, “se está avanzando muy lentamente, cuando son muy necesarias para recuperar el poder adquisitivo frente a la inflación”. “Vamos a seguir insistiendo en las mejoras salariales y en crear empleo de calidad, que son las claves para reducir la desigualdad y sostener la economía”, sentenció.

Por su parte, el secretario de Política Sindical y Empleo de UGT en Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, consideró “positivo” el acercamiento logrado a la horquilla marcada en el AENC de subidas salariales, pero apeló también a mejorar los convenios en su articulado interno.

En este sentido, destacó que junto a las medidas de flexiseguridad y productividad que se contemplan para la parte empresarial, es preciso empezar a potenciar avances sociales en los convenios en las relaciones contractuales con una potenciación de las cotizaciones y la contratación indefinida.