Los dueños de frutales podrán salir para cuidar sus árboles

E.Carretero
-

Ante la preocupación de alcaldes, concejales y productores del Tiétar la Subdelegación del Gobierno explica que las cooperativas deberán expedir un certificado a sus socios justificando estas tareas

Los dueños de frutales podrán salir para cuidar sus árboles - Foto: Fernando Chinarro Fuentes

Los propietarios de fincas con árboles frutales podrán realizar las labores de cuidado necesarias para que la producción de estas plantaciones no se vea afectada a consecuencia de la situación de confinamiento derivada del estado de alarma. No se trata de un permiso especial sino de una interpretación del Real Decreto 463/2020, tal y como el subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral, ha hecho saber a la cooperativa de agricultores Gredos Sur, que como varios alcaldes y concejales del Valle del Tiétar, le había trasladado su preocupación porque la situación de cuarentena social echara a perder la producción de frutales como la cereza.
De este modo, las tareas de mantenimiento de los cerezos y otros frutales podrán ser llevadas a cabo por los dueños de empresas agrícolas que tengan contratados trabajadores; autónomos del campo; jubilados del régimen especial de agricultura por cuenta ajena, siempre que tengan dadas de alta sus explotaciones agrícolas en Hacienda y en el IVA; y socios de una cooperativa, a los que ésta deberá extender un certificado con el número de socio, polígono y parcela donde se va a realizar las labores, así como el tiempo aproximado de las mismas. Los socios de estas cooperativas deberán portar este documento para evitar posibles sanciones en el caso de que les sea solicitado por la Guardia Civil.
 La alcaldesa de El Hornillo, Visitación Pérez, que junto a otros alcaldes de la zona como el de Guisando se dirigió a la Subdelegación del Gobierno para buscar una solución a este problema, ha celebrado el que los dueños de frutales puedan seguir cuidando de sus cultivos, si  bien ha hecho un llamamiento «a la responsabilidad en el cumplimiento del contenido del certificado, con el fin de que no se produzcan salidas indiscriminadas ni concentraciones excesivas de gente ni abusos en el uso del tiempo concedido».
Pérez, que ha explicado que los principales cuidados que en estos momentos requieren los cerezos consisten en el reparto de estiércol, en el abono de la tierra y en la cura de los árboles durante la floración y la caída de la flor, ha agradecido la «disposición» que ha demostrado el subdelegado del Gobierno «para aclarar una contrariedad derivada del estado de alarma y que, de no haberse abordado, podría haber ocasionado un grave perjuicio en una zona de la provincia donde la producción y comercialización de las cerezas contribuye al sustento económico de un amplio número de familias».
 También Luis Miguel Martin-Albo, concejal de VOX en El Hornillo, había planteado esta cuestión ante la Subdelegación del Gobierno y la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León,  «para evitar que las cosechas se perdieran» y teniendo en cuenta la «producción importante de cerezos y otros productos agrícolas existente en el Valle del Tiétar que necesitan diferentes tareas de mantenimiento y sin los cuales, se perderían gran parte de los ingresos de los habitantes de estos municipios».