Cecale niega que las demandas de las empresas sean egoístas

SPC
-

Santiago Aparicio reclama al Gobierno equipos de protección para los trabajadores de los servicios no esenciales y que no se resquisen los tests de detección para detectar a los empleados asintomáticos

Santiago Aparicio. - Foto: Ical

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, aseguró hoy que las demandas de los empresarios a los gobiernos no son egoístas sino solidaridas, ya que permitirán evitar el cierre de muchas compañías y así salvar miles de empleos. "No nos cansaremos de decirlo. Si se salvan empresa, se salvan miles de puestos de trabajo, porque de lo contrario se llegará a una situación social tremenda a la que no desaríamos llegar nunca como cinco millones de desempleados y el pago de prestaciones de paro y de renta garantizada de ciudadanía", subrayó.

En una rueda de prensa telemática para hacer un balance de las actuaciones de Cecale con motivo del Covid-19, Aparicio consideró "preferible" invertir donde sea necesario y no tener que utilizarlo en el pago del desempleo y la renta garantizado. "Llegar a a ese escenario sería terrible y significaría que no hemos podido resistir y al final hemos tenido que ir a una situación de reconstrucción total, con una economía hundida y bajo mínimos", alertó.  

De ahí que repitiera las medidas ya anunciadas por la patronal durante las últimas semanas como el retraso del pago de impuestos y los intereses de los préstamos, inyección de liquidez porque es "como el comer" para salvar empresas y empleos y el acceso a los créditos ICO con la agilización "al máximo" de los trámites administración.  

También significó que muchos empresarios están en una situación "límite", por lo que demandó a los Gobiernos central y autonómicos ayuda a las compañías que no son servicios esenciales para que puedan volver a su actividad. "Cuanto más tiempo estén cerradas, más hondo se hará el agujero y más se puede contraer el PIB", advirtió.

En este sentido, el presidente de Cecale reclamó a las administraciones equipos de protección individual (Epis) para que los trabajadores puedan volver a sus puestos y que el Gobierno de la Nación no requise los tests de detección de contagios para realizar las pruebas a todos los trabajadores, algo que consideró "fundamental". No en vano, señaló que el objetivo es detectar a los empleados asintomáticos y así evitar el contagio a otras personas de la plantilla.  

Santiago Aparicio manifestó, según recogió la Agencia Ical, que la patronal no tiene constancia que las empresas realicen su actividad sin estas medidas de seguridad. En este sentido, recordó que Cecale ha difundido, "por activa y por pasiva" y casi empresa por empresa, que no volvieran al trabajo sin los Epis y si no cumplían con la guía del Ministerio de Sanidad para funcionar en los sectores no esenciales.  

Recordó que que se ha advertido a los empresarios que, en caso de algún contagio, la responsabilidad iba a recaer en ellos, al estar equiparable a un accidente laboral. "No nos consta que nadie trabaje en esas situaciones porque sería una temeridad y si nos enteramos de algún caso seríamos los primeros en denunciarlo", sentenció